Para pasadas las 16 horas de este jueves estaba programada la llegada del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para el encuentro de presidentes sudamericanos. Un arribo que ha estado marcado por la polémica por su venida, la que ha desatado duras críticas de parte de la oposición al gobierno de Sebastián Piñera y llamados a movilizaciones en contra del mandatario brasileño.

En su primera visita oficial en Chile, Bolsonaro se mantendrá enfocado en participar en la Cumbre de Integración Sudamericana Prosur, que busca ser la instancia fundacional de un nuevo bloque regional con el objetivo de reemplazar a Unasur.

En tanto, para el sábado 23 está programado un almuerzo oficial organizado por el Presidente Piñera en La Moneda en honor a Bolsonaro. Actividad de la que los presidentes de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), y del Senado, Jaime Quintana (PPD) -ambos de oposición-,  ya anunciaron que no participarán, aludiendo principalmente a controvertidos dichos de Bolsonaro a lo largo de su carrera política sobre temas de género o sobre las violaciones a los derechos humanos por parte de los regímenes militares latinoamericanos.

Flores indicó a Nada Personal de Radio Duna  que si bien entiende que se trata de un mandatario electo democráticamente, “cuando un jefe de Estado emite declaraciones que yo creo que rayan en el menosprecio de algunas condiciones de personas, también uno está en condiciones emitir señales políticas”.

En tanto, el senador Quintana argumentó su decisión por “convicciones políticas”, añadiendo además que como no se trata de una visita de Estado, el Senado “no tiene la obligación de participar” en dicho encuentro.

Junto con la ausencia de ambos presidentes de las Cámaras, también señalaron que no asistirán al almuerzo los diputados de Frente Amplio Vlado Mirosevic (PL), Pablo Vidal (RD) y Maite Orsini (RD), así como la legisladora del Partido Comunista Carmen Hertz.

“Persona non grata”

A todo esto se suma que durante la jornada de ayer miércoles, diputados de oposición -liderados por las parlamentarias de Comunes Claudia Mix y Camila Rojas- presentaron un proyecto de resolución para solicitar a Piñera que declare “persona non grata” al mandatario brasileño.

En el documento, las parlamentarias argumentan que la solicitud se relaciona con “la defensa de la democracia, de los derechos de las mujeres, de la comunidad LGBTI, de los pueblos originarios”. Además, agregan que “nos parece preocupante” la visita de un Presidente “que defienda la proliferación de los dicursos de odio y que avale las violaciones a los derechos humanos”.

Por otro lado, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), convocó para este sábado 23, en la Plaza Los Héroes, una protesta contra Bolsonaro. Según indica la convocatoria, “su discursos de odio son el argumento para quienes atacan y asesinan en razón de la orientación sexual, sexo, nacionalidad o la identidad de género”.

/psg