Desde su etapa en SQP que Claudia Schmitd siempre tiene alguna “papita” que contar. Una experiencia propia que contar sobre algún tema farandulero. Y si se trata de coqueteos de famosos, la uruguaya ha tenido que soportar a varios “jotes”.

Claudia desclasificó una de ella el viernes pasado en Intrusos, luego que el programa mostrara una nota de Paola Camaggi revelando, en el programa El Interruptor, un supuesto coqueteo de Eros Ramazzotti.

La uruguaya aseguró que durante su época en el programa Pase Lo Que Pase, Iván “Bam Bam” Zamorano la contactó. Pero la panelista de La Red afirmó que no lo pescó y cortó. Mire su relato en el espacio de farándula:

Jennifer Warner: “A ti (a Claudia Schmitd), ¿algún famoso te ha tirado los cortes, así como ‘vente conmigo a mi habitación’?”

Claudia Schmitd: “Sí. No, no, no. Pero me pasó una vez, y voy a hablar bien en serio. No quiero llevar el tema hacia mi persona, pero para, ustedes están hablando de nacionalidades, los italianos, argentinos, pero a mí me pasó con un chileno. Un chileno que, con todo respeto, hoy en día está casado, tiene una familia, y que los quiero, los admiro.

“Pero debo decir que cuando trabajaba en el Pase Lo Que Pase, a mí también un día me mandaron para un móvil. ¿Se acuerdan la otra vez cuando decíamos que a la Begoña (Basauri) la habían mandado para un móvil? A mí me mandaron para un móvil”

“Porque claramente un día yo recibo un llamado telefónico de alguien, un deportista nacional, ídolo. Después digo quién, pero vamos a hacer la… (Recreación) ‘¿Hola?’. ‘Che, Claudia, ¿cómo estás?’. ‘¿Quién habla?’. ‘Habla Iván’. ‘¿Qué Iván?’. Yo, en mi mente era: ‘no tengo ningún amigo Iván en la agenda. ‘¡Qué Iván me están hablando!’. ‘Ché, pero cómo. ¿Te mando saluditos por la tele y no sabés con quién estás hablando?’. Digo: ‘Decíme quién habla o te corto’. En mi estilo, ¿no?, porque no me gusta. Entonces: ‘Habla Iván Zamorano’. Y le dije: ‘Mira, yo no sé quién te pasó mi teléfono, pero no lo vuelvas a marcar. Y le corté.

“¿Por qué les cuento estas cosas? Por eso yo entiendo lo que le pasó a la Paola Camaggi. Hay días que uno anda, en los días ‘R’ vamos a decir, y uno no tiene ganas de levantar su teléfono y escuchar a los cancheritos que se creen que: ‘Hola y no sé qué’.

“La historia fue que había viajado Germán Valenzuela a México. Él me había mandado un saludo por el Pase Lo Que Pase. Lo muestran en pantalla, y de ahí él, no sé, se consiguió mi teléfono, me llama y sucede esto. Yo, la verdad, no estaba ni ahí. Entonces le dije eso y pasó. Pero qué pasaba. Al otro día estaba invitado al Pase Lo Que Pase”

Panel: “¡Uh!”

Schmitd: “¡Y el ‘Huevito’, el Daniel (Sagües), me mandó a un móvil! Claro, porque yo le conté además. Le dije: ‘Oye, che, me llamó. Mirá, pasó esto”

Warner: “‘Y lo mandé a la punta del cerro…’”

Schmitd: “Pero yo le tengo la mejor. Está casado con una querida amiga mía, la María Alberó. Se saben ellos, esta historia y todo. Pero en el minuto una andaba en otra onda. A uno le pasa. Entonces imagínate vos si sales con Eros Ramazzotti. Te producís toda, estás con los nervios de, quizás la Paola Camaggi dice: ‘En verdad, ¿voy o no voy? Capaz que se piense que soy una suelta’. Y de repente te sentás en frente de alguien y te dice: ‘Ah, linda, estás tan rica’. Y vos estás toda… Salí y qué me tocas. O sea, es como muy normal que nosotras las minas podamos reaccionar de esa forma”.

Esto es lo que se perdió el”Bam Bam”:

 

/glamorama