La vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, valoró la decisión del Papa Francisco sobre la salida del cardenal Ricardo Ezzati a la arquidiócesis de Santiago.

“Es una señal positiva que le entrega el papa Francisco a la iglesia”, dijo la secretaria de Estado en La Moneda.

“Enhorabuena, la iglesia chilena comienza una nueva etapa” señaló.

Pérez añadió que “lo que corresponde es que el ex cardenal y todos los sacerdotes acusados en cualquier calidad penal, como autores, cómplices, encubridores de abuso en contra de menores y adultos puedan colaborar con la justicia”.

“Es hora de que los sobrevivientes de los abusos puedan tener verdad y justicia”, puntualizó.

/gap