Nuevamente hemos conocido que existen disputas entre las AFP por captar a los afiliados, sin embargo, ninguna entidad está libre de sufrir un Hackeo o traspasos de afiliados sin que éstos lo hayan efectuado por su propio deseo ni menos autorizado dicho cambio.

No sólo los Bancos han sufrido estos ataques cibernéticos, las AFPs no han estado inmune a esta situación gravísima, que afecta a los afiliados con sus ahorros previsionales de toda una vida, que se traducirán en su futura pensión. Todos estamos expuestos a ésta y otras situaciones que constituyen un delito, y que no depende de nosotros, sino de los controles que tengan las entidades que se suponen cuentan con toda la seguridad necesaria para entregar la protección que corresponde, en este caso particular, a nuestros ahorros previsionales.

Cuando estamos próximos a una nueva marcha de la coordinadora No más AFP, cuando pronto se discutirá en el congreso el proyecto enviado por el gobierno, es de esperar que se empiece a analizar en serio, con altura de miras y como corresponde, el ir avanzando en la nueva reforma previsional, que requiere consensos y que después de haber pasado más de tres décadas, las próximas generaciones tengan opciones de contar con una mejor pensión.

Lo importante es que el sistema previsional, no sólo es un tema permanentemente vigente, sino que nos debe llamar a reflexionar en como poder resolver la problemática de las paupérrimas pensiones de nuestro país, y que estén acorde con el aumento de las expectativas de vida y también depende de los políticos, del oficialismo y de oposición, que se pongan de acuerdo y entre ellos existe un abismo difícil de soslayar.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com