En el marco de la reforma de pensiones, que se encuentra en su trámite inicial en el Congreso, esta tarde el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, junto con la asociación de AFP, se reunirá con representantes del Ministerio de Hacienda.

“Hemos pedido esta reunión al ministro de Hacienda, (porque) nosotros tenemos una preocupación de lo que está ocurriendo hoy día en torno a la discusión de la reforma tributaria, por lo tanto, queremos ver cómo eso va a impactar la discusión de pensiones, por cuanto sabemos que no contaríamos con los recursos, o pensamos que podrían no estar los recursos para la reforma de pensiones”, dijo el presidente de la CPC.

Además, en cuanto con la posibilidad de aumentar del 14% al 18% la cotización de los trabajadores, el representante del gremio empresarial destacó que hay una gran preocupación en torno a los 3,3 millones trabajadores que el año 2018 no cotizaron ningún mes.

Sobre lo anterior, el presidente de la CPC explicó que “en el sector privado hay 4,7 millones de asalariados privados, por lo tanto nos preocupa que esto no tenga la importancia que debería tener, porque no sacamos nada con subirle la cotización -o impuesto al trabajo- a esos 3,3 millones de personas si se lo podemos subir al 50% o al 70%, pero si no lo hacen nunca, entonces la cotización va a ser 0%”.

En cuanto al apoyo del sector empresarial al aumento del 18%, Swett sostuvo que “estamos abiertos a apoyar un proyecto que es muy relevante para la ciudadanía, es de sus primeras prioridades el tema de pensiones, nosotros estamos abiertos a todo, pero entendamos también que, así como la ciudadanía tiene una preocupación que nosotros compartimos y nos hacemos parte con el tema de pensiones, hay una preocupación por el empleo”.

Frente a esto, el líder de la CPC destacó que “aquí más que mirar balas de plata, hay que mirar esto en forma sistémica y en el conjunto de todas las alternativas que tenemos”.

En relación con lentitud en la tramitación de los proyectos, tanto de pensiones como tributaria, Swett señaló que “tenemos que administrar desde una mirada de bien común. Bien común significa que todos tenemos que concurrir al bien común dispuestos a sacrificar algo”.

La cocina “no es un buen negocio”

La semana pasada el presidente de la CPC ya había adelantado que, a su juicio, en la discusión en torno a la modernización tributaria “se estaba repitiendo la cocina (de la reforma del 2014), pero una de cocción lenta y con poca luz”, lo que fue descartado por los parlamentarios de la oposición.

Esta mañana, el representante de los empresarios volvió a referirse al tema y señaló que “la reforma tributaria del año 2014 ingresó un día 2 de abril y el día 23 de abril estaba aprobada la idea de legislar, con el mismo presidente de la comisión actual. Y resulta que hoy día podemos terminar cumpliendo 8 meses y esa idea de legislar sigue dando vueltas”.

De esta manera, Swett agregó que “nos cuesta entender que la misma comisión, del mismo Parlamento, con el mismo presidente, en una oportunidad despache en 21 días y en otra en 8 meses, en una incertidumbre que nos está haciendo mal como país”.

“Nosotros creemos que la discusión tributaria se debe dar en el lugar que como republicanamente nos hemos dado todos los chilenos, que es en el Congreso. Discutamos la reforma tributaria pero discutámosla en el Congreso. Las cocinas no es un buen negocio”, acotó Swett.

/psg