El despido de tres jugadores de San Marcos de Arica, Brian Torres, Brandon Muñoz y Nicolás Bascuñán, por incurrir en un acto de indisciplina y vulnerar las normas sanitarias relativas al control del coronavirus genera reacciones en el gobierno.

La ministra del Deporte, Cecilia Pérez, critica duramente la actuación de los futbolistas del equipo nortino, cuyo comportamiento pone en riesgo la operación de retorno del fútbol.

A través de su cuenta en Twitter, la máxima autoridad del deporte nacional critica los excesos. “Lo ocurrido con futbolistas de San Marcos de Arica es una falta de respeto a tantos deportistas que sí están cumpliendo las medidas sanitarias y a muchos otros que anhelan retomar sus entrenamientos”, manifiesta.

En la misma línea, Pérez precisa los alcances de la autorización que se les asignó a los deportistas para circular. “Cuando entregamos el Permiso Único Colectivo a los deportistas fuimos muy claros sobre la responsabilidad que conllevaba: servía solo para movilizarse desde el hogar al lugar asignado y viceversa”, sostiene.

Pérez remarca el uso responsable del permiso. “Desde el Mindep reiteramos el llamado a la buena utilización de este permiso, que demanda responsabilidad, deberes y autocuidado”, sentencia.

/