Miembros del banco central de Estados Unidos dijeron que la economía aún avanza hacia un sólido crecimiento este año a pesar del temor de los mercados financieros de que se encamina a problemas.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, uno de los principales responsables de política del banco central de Estados Unidos, minimizó los temores de que los mercados de bonos están señalando un riesgo de recesión. James Bullard, presidente de la Fed de San Luis, dijo más tarde que anticipaba un repunte del crecimiento del segundo trimestre después de un comienzo lento de año y que las llamadas a un recorte de tasas fueron “prematuras”.

Williams, que participó en un evento el jueves en San Juan, Puerto Rico, dijo que “el caso más probable” era de un crecimiento del 2% y que la economía seguiría sumando empleos en medio del bajo desempleo. “Por lo tanto, todavía veo que la probabilidad de una recesión este año o el próximo año no es más elevada en relación con cualquier otro año”.

Williams, quien también es vicepresidente del Comité Federal de Mercado Abierto, encargado de fijar las tasas de la Fed, habló días después de que la curva de rendimiento se invirtiera por primera vez desde 2007, ya que los rendimientos de los valores del Tesoro a 3 meses aumentaron por encima de los rendimientos a 10 años. La inversión puede ser una indicación de que los inversores ahora piensan que las tasas de interés más bajas en el futuro son más probables que unas tasas más altas, un evento que históricamente ha pronosticado recesiones.

“Hay muchas razones para pensar que ha sido un pronosticador de recesiones en el pasado por razones que no se ajustan a hoy”, dijo Williams. “Creo que nos está diciendo que el crecimiento será bastante modesto” en las economías de Estados Unidos y del mundo en el futuro, agregó.

El jefe de la Fed de Nueva York se hizo eco del mensaje de la reunión de política más reciente del FOMC, que concluyó el 20 de marzo. El comité mantuvo el rango objetivo para su tasa de referencia a un día sin cambios entre un 2,25% y un 2,5%, y sorprendió a los inversores al señalar que ya no creía apropiado un aumento de las tasas de interés en 2019.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, explicó la decisión durante una conferencia de prensa posterior al citar rebajas en la perspectiva del crecimiento económico de Estados Unidos, en parte debido a una desaceleración en el exterior.

Williams, quien tiene un voto permanente en el FOMC, dijo que las tasas actuales de desempleo e inflación en Estados Unidos están cerca de los objetivos de la Fed.

“Desde mi punto de vista, la política monetaria es más bien neutral en cuanto a la tasa de interés a corto plazo”, dijo a los medios el jueves, refiriéndose al nivel de tasas que no acelera ni frenan el crecimiento. “Cualquier cambio en la economía, ya sea del lado del empleo o del lado de la inflación, que se aleje de nuestros objetivos de una manera u otra, sería una razón para repensar el camino de la política en el futuro”.

/psg