En una extensa entrevista concedida a un programa radial de Argentina (“El que abandona no tiene premio”, de Radio 947) , Lionel Messi aseguró que pensó en encerrarse después de la eliminación del entonces equipo de Jorge Sampaoli en el Mundial de Rusia 2018.

Cabe recordar que Argentina fue eliminada en octavos de final del Mundial a manos de Francia, que venció 4-3 a la Albiceleste antes de dejar en el camino a Uruguay, Bélgica y Croacia para coronarse campeona en la cita ecuménica de 2018.

“Si nos íbamos en primera ronda era uno de los fracasos más grandes de la Selección. Hablamos y lo sacamos adelante para mejorar el grupo. Me calienta mucho la locura que dicen que mi papá maneja la Selección, dicen que tiene poder para hacer cosas en la AFA. La familia es la que sufre. Tengo amigos, hermanos que sufren por las mentiras que dicen. Cualquiera dice cualquier cosa. La gente compra eso. Después yo soy el hijo de puta”, empezó diciendo el cinco veces Balón de Oro.

“Pensé en encerrarme, hacer el duelo sólo con mi familia y olvidarme todo lo que había vivido. Intenté aislarme de todo un poco. Alejarme de la Selección”, agregó. “Yo me fui del Mundial y nunca más hablé con nadie. Scaloni me llamó varias veces y me contó el proyecto. Yo nunca hablé con nadie para que Scaloni fuera el entrenador”.

“Nosotros somos un grupo que no vende humo, no decimos siempre que amamos la Selección. No lo ando diciendo siempre como hacen otros a cada rato. Y el que quiera creer otra cosa que lo haga. Nosotros no vendemos humo. Somos profesionales sino no hubiese ido más a la Selección. Si a mí nadie me obliga ir. Mira si yo voy a dejar la Selección por un bautismo. Llegué a mi casa y no sabía nada del bautismo. Es una boludez tremenda esa”, remató.

Fuente: Goal.com