El alcalde de La Granja, Felipe Delpín, solicitó mayor protección policial al Gobierno luego de lo ocurrido durante la madrugada de hoy en su comuna, donde familiares y amigos de un hombre fallecido realizaron decenas de disparos al aire y lanzaron fuegos artificialesdurante su velorio.

En una carta dirigida a la intendenta Karla Rubilar, pidió “intervención inmediata para controlar con fuerzas especiales esta situación y otras de carácter similar que se puedan producir”.

El jefe comunal aseguró que los vecinos están aterrorizados luego de lo ocurrido, ya que “más de cien viviendas recibieron impactos de balas en sus muros, techos y patios. Todo esto sin intervención de la fuerza pública”.

Por ello, pidió una reunión con todos los organismos involucrados para establecer un protocolo frente este tipo de hechos que afectan a todo el país, “pues como bien sabe el narcotráfico no distingue estrato socioeconómico, ni zona geográfica”.

“La fuerza pública tiene los medios para intervenir en esta clase de situaciones, pero esto debe estar normado, de tal manera que cada vez que sea necesario nuestros vecinos tengan la certeza de que el Estado y sus instituciones los protegen y están preocupados de su bienestar”, puntualizó.

Luego, Delpín indicó que el Estado “debe ponerse los pantalones” y que las policías deben enfrentar a los narcotraficantes.

Otras autoridades reaccionan

Los alcaldes de otras comunas de la zona sur de la capitalcoincidieron en las críticas a la poca seguridad que dicen sentir en sus territorios.

Claudia Pizarro, alcaldesa de La Pintana, indicó que su zona se encuentra vulnerable y que poco pueden hacer ante este tipo de situaciones.

En tanto, el alcalde subrogante de San Bernardo aseguró que la dotación de Carabineros es insuficiente.

Los vecinos de la zona sur de la capital temen que esta noche vuelva a repetirse el episodio, ya que el funeral se realizará el sábado.

/psg