Millones de venezolanos amanecieron hoy domingo, por segundo día consecutivo, sin electricidad en medio de un corte del suministro de energía que mantuvo afectado a casi todo el país petrolero desde el viernes por la noche.

Aunque buena parte de Venezuela había ido recuperando el fluido eléctrico a última hora del sábado, alrededor de las 5:00 a.m. (hora local)  se produjo un nuevo corte generalizado.

De acuerdo con analistas, este corte puede ser más grave que el colapso que se vivió el 7 de marzo y que duró casi una semana.

El apagón ha provocado, entre otras cosas, la pérdida de conexión a Internet en casi el 91 por ciento del país, según registra la página web Netblocks.org, que sigue las interrupciones y paradas de internet en diferentes países, y que muchos utilizan en Venezuela por la falta de información oficial proporcionada por el régimen de Nicolás Maduro.

“Valorando el alcance de los daños” del corte, que denuncia como producto de un “ataque terrorista”, el presidente Nicolás Maduro “ha prorrogado la suspensión de actividades escolares y laborales”, publicó en Twitter la vicepresidenta Delcy Rodríguez. 

Una falla eléctrica se registró el lunes a la 1:22 de la tarde (una hora menos en Colombia), 18 días después del más grande apagón en la historia de Venezuela.
En aquella emergencia, el gobierno suspendió la jornada laboral y las clases en todos los niveles educativos durante una semana.

Video insertado

Jorge Rodríguez

@jorgerpsuv

Pero aquí hay un pueblo, un presidente pueblo, una dignidad multiplicada. En tiempo récord se está recuperando el servicio eléctrico, ya está llegando la luz a La Capital, toda la noche los bomberos combatieron el fuego hasta sofocarlo x completo a las 8:45 am de hoy martes

Guri genera 80 por ciento de la energía que consume este país de 30 millones de habitantes. Según el gobierno, el enorme apagón del pasado 7 de marzo se desató por “ciberataques” de Estados Unidos en complicidad con la oposición.

Expertos del sector eléctrico atribuyen las fallas —moneda común en zonas del interior desde hace una década— a la falta de inversión en la infraestructura y a millonarios casos de corrupción. “No hay ninguna explicación sensata, creíble (…), ya no es un ciberataque o un pulso electromagnético, ahora es un sabotaje, cuando ellos tienen militarizadas cada una de las instalaciones eléctricas”, criticó el presidente encargado Juan Guaidó.

Sector vital

El principal terminal de exportación de petróleo de Venezuela, Jose, detuvo sus operaciones desde el lunes, dijeron a Reuters dos trabajadores y un sindicalista de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La mayoría de los empleados del terminal fueron evacuados a las 2 de la tarde del lunes, poco después de interrumpirse el servicio en buena parte del país, indicó un trabajador de PDVSA. “No hay energía eléctrica, sigue paralizado todo (en el terminal)”, dijo ayer el sindicalista José Bodas.

Otros dos trabajadores de PDVSA confirmaron que las operaciones permanecían detenidas desde que se inició el apagón.

Los cuatro refinadores de crudo extrapesado venezolano, operados por PDVSA y un conjunto de empresas extranjeras en la Faja del Orinoco, no han podido reiniciar operaciones tras el apagón, dijo un líder sindical y dos fuentes cercanas a las instalaciones.

Por ahora, se encuentra activo “solo el personal operacional de emergencia”, dijo otra fuente.

Los cuatro refinadores de crudo de PDVSA pueden producir hasta 700.000 barriles por día (bpd) de petróleo extrapesado en petróleo exportable. El resto de la industria petrolera, que cuenta mayormente con suministro propio, aún no reportaba fallas.

AFP – EFE