Siguen creciendo los escándalos en torno al exRey de España, Juan Carlos I, quien ostentó ese cargo entre el 22 de noviembre de 1975 y el 19 de junio de 2014, cuando abdicó en favor de su hijo Felipe.

Ahora, el diario El Mundo informó que Juan Carlos habría enviado 150 dólares desde Suiza a la empresaria alemana Corinna Larsen, quien fue su amante, y la fiscalía de Ginebra investiga este movimiento de fondos como una posible maniobra de lavado de dinero.

“Yo compraba regalos con mi tarjeta y él me los pagaba después… A veces ocurría que Don Juan Carlos me pedía que comprara regalos para las personas que iba a conocer y compraba esos regalos con mi tarjeta de crédito. Yo pagaba y luego él me devolvía el dinero”, declaró Corinna Larsen ante el fiscal suizo que investiga presuntas maniobras de lavado de dinero de Juan Carlos I.

El prestigioso medio español El Mundo publicó un comprobante bancario de la operación -que tuvo lugar en 2010-, que se encuentra en la mira del fiscal Yves Bertossa, quien mantiene imputados a Corinna Larsen, al gestor del rey emérito, Arturo Fasana, y al abogado Dante Canónica por un delito de blanqueo agravado de capitales, penado con hasta cinco años de cárcel.

El periódico tuvo acceso a parte del expediente que muestra la transferencia desde una cuenta bancaria de la Fundación Zagatka (creada en 2003, donde el monarca aparece como beneficiario) a una cuenta de Corinna Larsen en el banco HSBC Mónaco.

Corinna Larsen  ya declaró dos veces ante la fiscalía, y una vez contó por qué el Rey Emérito le transfirió 64,8 millones de euros en 2012: “No lo hizo  para deshacerse del dinero, sino que por gratitud y por amor”.

/gap