“No me lo muestre, sé perfecto lo que dije”. El timonel de la DC, Fuad Chahin, se incomodó cuando el Presidente Sebastián Piñera -durante la bilateral que sostuvieron en La Moneda el martes 26- intentó reproducir en su celular un video de 2015, año en que Chahin era diputado y defendía el control preventivo de identidad. “Yo defendí el control preventivo para adultos, no para menores”, insistió Chahin.

Tampoco le pudo exhibir una foto de él con el expresidente Patricio Aylwin, pues cuando la sacó de uno de los cajones se dio cuenta de que el vidrio del marco estaba roto. “Bueno, tendré que repararlo”, dijo nervioso el Mandatario.

Este episodio no fue el único momento incómodo que el Presidente tuvo con la oposición. Ese mismo día recibió al timonel PPD, Heraldo Muñoz, quien aprovechó la instancia para quejarse por el canciller Roberto Ampuero, quien -a su juicio – constantemente lo está cuestionando. Fue Piñera esta vez quien se disgustó.