El DT no esconde su frustración. De nada sirvieron estas dos semanas de “pretemporada” trabajando con balón si sus delanteros no convierten. “Veo a mi equipo con la idea clara de lo que queremos. Vamos a ser un equipo temible cuando empecemos a convertir. Hoy tuvimos veintes llegadas. Es lo que quiero. De esta manera, si mejoramos la precisión y la efectividad, y si corregimos errores que hoy nos costaron goles, seguramente vamos a ir por el camino que queremos”, concluyo el uruguayo. “Puedes ser superior y competir, pero si no defines en el área… Eso se paga. En el primer tiempo tuvimos al menos cuatro chances claras. Y eso afecta psicológicamente a cualquiera”,mencionó

Arias asume que lo primordial es que el equipo se debe levantar animicamente. Por mientras ,seguirá con las conversaciones individuales, buscando que sus delanteros encuentren el gol. No es común que Matías Rodríguez, defensa,sea el máximo goleador con cuatro anotaciones. “Acá están los mejores jugadores y se van a levantar. Lo van a hacer entrenando, agarrando confianza. Y logrando ganar. Debimos convertir, pero no lo hicimos”.agregó el tecnico.