El dólar cerró con su mayor descenso diario desde el 31 de enero de este año, en línea con el descenso de la divisa en los mercados externos y presionado por el alza del cobre en la Bolsa de Metales de Londres.

La divisa estadounidense concluyó la sesión con una caída de $7,70, concluyendo en puntas de $672,10 vendedor y $671,80 comprador.

Carlos Quezada, analista de mercados XTB Latam, comentó que se trató que “una sesión bajista para el tipo de cambio local, debido los buenos datos de PMI manufacturero de Caixin para China que superaron las expectativas del mercado, apreciando además el precio del cobre y de la renta variable en general”.

Junto con esto, “durante la mañana las ventas minoristas en EE.UU. no cumplieron con las expectativas de mercado, depreciando al dólar a nivel internacional”, explicó Quezada.

“Los $670 pesos son para el tipo de cambio local un piso importante. En caso de ver rupturas de este piso, podríamos ver nuevas caídas hasta los $666-667. En caso de cotizar sobre este nivel, el techo es $675-677”, indicó el analista.

“Para mañana esteremos atentos a las ventas minoristas en Chile, donde un dato sobre lo esperado mantendría la presión bajista para el tipo de cambio vista en la sesión de hoy”, concluyó.

/psg