No hay que ser muy listo para darse cuenta de que algo extraño esta ocurriendo en nuestros cielos. En las últimas semanas, en varios lugares del planeta están ocurriendo incidentes aparentemente sin explicación. El pasado mes de febrero, una extraña nube en espiral apareció cerca de Stonehenge y de unas instalaciones del Ministerio de Defensa (MoD) británico. Sin embargo, meteorólogos y funcionarios del MoD no fueron capaces de encontrar una explicación lógica y racional.

A mediados de este mes de marzo, una misteriosa bola muy brillante cruzó el cielo nocturno de Rusia cerca de Tunguska. Una dashcam captó un extraño destello cambiando de color de verde a amarillo a naranja en una remota área de la región de Krasnoyarsk en Siberia. Y hace varios días, varios ovnis fueron avistados en Venezuela, durante el gran apagón. Incluso una persona consiguió grabar lo que parecía ser el aterrizaje de una de estas supuestas naves. Pero cuando pensábamos que se trataban de incidentes aislados, ahora un misterioso objeto ha caído en Anchorage, Alaska. Y lo más sorprendente de todo es que las autoridades estadounidenses no saben lo que es.

Otro misterioso objeto cayendo del cielo

El 19 de marzo de 2019, un extraño objeto cayó del cielo mientras emitía algún tipo de rastro de humo sobre Anchorage, Alaska. Después de que las imágenes fueran enviadas a un canal de noticias de televisión local, el video se viralizo por todo el mundo, con numerosas personas especulando sobre su origen.

Y fueron muchos los que surgieron que tal vez se trataba de un avión, pero tanto la Fuerza Aérea de los Estados Unidos como la Administración Federal de Aviación (FAA) declararon oficialmente “que no tenían idea de cuál podría ser el objeto”, pero que definitivamente no pertenecía al ejército de los EE.UU. ni a ninguna compañía aérea estadounidense. En el video se puede escuchar la conversación de los testigos, que dicen lo siguiente:

“¿Qué es eso? No sé qué es eso. Espero que no sea un avión. Definitivamente no es ninguna aeronave en el cielo, eso es seguro. Es como algo… está yendo hacia abajo. Ahora hay un poco de fuego al final. ¿Lo ves? Voy a acercarme. Parece un avión cayendo. Espero que no”.

Adonus Baugh, un joven de 18 años, fue una de las personas que presenció la extraña anomalía en el cielo junto con su madre. Según explicó a los medios locales, iban conduciendo y pudieron detenerse y grabarlo durante unos 40 segundos. Cuando entregó las imágenes al canal de televisión KTVA, dijo que al principio pensó que se trataba de un meteoro o algo parecido que estaba entrando en la atmósfera, pero ni él ni su madre pudieron identificarlo.

Después de este avistamiento, otro testigo llamado Bebe Kang también se puso en contacto con KTVA, quien tomó dos fotografías del extraño objeto aproximadamente a la misma hora (20:23 hora local) y las publicó en Facebook con una descripción:

“Parece un avión o aviones. Era grande, super lento y rojo. Traté de grabar un video, pero se hizo más y más pequeño. Realmente pensé que podría ser un asteroide”.

Fue entonces cuando los periodistas de la KTVA contactaron la Base de la Fuerza Aérea Elmendorf, en Anchorage. Pero el portavoz de la base dijo que no era ninguno de sus aviones y no quiso especular sobre lo que podría ser. La KTVA también se puso en contacto la Administración Federal de Aviación, quienes dijeron que el objeto no era un avión y que no tenían informes de ninguna aeronave en esa zona el 19 de marzo.

A pesar de que tanto la Fuerza Aérea y la FAA negaron que se trataba de un aeronave, Peter Davidson, director del NUFORC (Centro Nacional de Informes OVNI), dijo que simplemente era un avión de pasajeros a gran altitud con una estela detrás.

“Está en vuelo nivelado, pero debido a que está volando lejos de la cámara, parece estar cayendo”, dijo Davidson. “No lo es, pero el Parallax hace que se vea de esa manera”.

ovni cae alaska - Un misterioso OVNI cae del cielo en Alaska y nadie sabe lo que es

El director del NUFORC hace referencia a un efecto fotográfico por el cual la posición o dirección de un objeto parece diferir cuando se ve desde diferentes posiciones. Eso podría ser cierto y esta vez los más escépticos están de acuerdo con el supuesto experto en ovnis, en que el objeto se parece más a un avión y su estela iluminados por la luz del sol rojiza de la tarde. Y esta explicación será convincente, a no ser porque la Fuerza Aérea y la FAA no tienen registros de ningún avión en Anchorage el 19 de marzo. Pero lo último que esperábamos es que un investigador OVNI se convirtiera en el abanderado de los escépticos en este caso.

Sin embargo, lo que más llama la atención es que este nuevo avistamiento ocurra a la vez que otros incidentes similares en todo el mundo. Por lo que nos lleva a pensar que tal vez tengan cierta relación. Ahora bien, ¿se trata de algún tipo de pruebas militares? ¿O su origen podría ser de otros mundos?

/psg