El dólar se fortalece en los mercados internacionales tras la reactivación de los temores por desaceleración económica global, acentuada por la incertidumbre que genera el Brexit.

En lo que va de las operaciones, el Dollar Index -indicador que mide el desempeño de la divisa frente a  seis monedas del mundo- se recupera de las bajas de ayer y apunta un sólido avance de 0,26%, en medio del complejo escenario que plantea el Brexit.

A las tensiones asociadas a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se suma el negativo datos de bienes durables en Estados Unidos, lo cual lleva a los inversionistas a poner el foco en activos refugio como la divisa norteamericana. Las órdenes cayeron 0,1% en febrero, mientras que los analistas anticipaban que la cifra se mantendría estable.

En el plano local, las operaciones en el mercado interbancario arrancaron con un retroceso del dólar. Y caía tanto que el peso chileno se encumbró como la moneda más fuerte del mundo. Sin embargo, rápidamente cambió de dirección y se plegó a la tendencia global.

Al cierre, el dólar se cotizó en los $673,4 lo que implica un aumento de $1,4 respecto al cierre anterior.

Detrás de la caída del peso chileno se encuentran el negativo dato de ventas minoristas, además del retroceso en el precio del cobre.

“El tipo de cambio local revierte las pérdidas iniciales que lo llevaron a cotizar en el soporte en los 667-668 pesos, zona donde empezaron las subidas llevándolo al siguiente techo en los 673-674. Esta alza se debe a las caídas en el precio del cobre en la sesión de hoy, que llegaron al 0,6%, y las ventas minoristas en Chile”, explica el analista de XTB Latam, Carlos Quezada.

/psg