Controversia generó el informe presentado por el Partido Comunista en el marco de su XXVI Congreso Nacional, en cuyas 25 páginas se expuso una serie de observaciones sobre los hitos históricos del país, centrándose en el proceso constituyente.

Esto, luego de que en el texto se planteara la necesidad de “rodear con la movilización de masas el desarrollo de la Convención Constitucional”, de modo de contrarrestar la influencia de la derecha en la instancia.

El líder DC, Fuad Chahín, calificó esta idea como “antidemocrática”, asegurando se debe institucionalizar la participación ciudadana, en vez de generar un fenómeno de “masas” que amedrenten a la convención.

El senador socialista, Rabindranath Quinteros, le bajó el perfil a estas declaraciones y apuntó que lo que puedan decir otros partidos hay que dejárselos a sus militantes.

“Lo más importante para el Partido Socialista es que los constituyentes tengan la capacidad de captar lo que quiere la ciudadanía. Sobre lo otro, lo dejo a sus militantes. Yo no milito en el Partido Comunista”, sentenció.

En Chile Vamos, el senador UDI, Juan Antonio Coloma, destacó la necesidad de analizar lo expuesto por el PC, tras considerarla una “amenaza” donde si no se actúa como ellos pretenden, se tomarán represalias con movilizaciones.

“Es impresentable. Son el mejor reflejo del sentido antidemocrático de este partido”, indicó el gremialista.

Por su parte, el timonel del PC, el diputado Guillermo Teillier, descartó querer aumentar la incidencia del partido en la constituyente y agregó que lo que se plantea se trata de una ”metáfora política”.

“Es hacerle honor al pueblo de Chile que con su lucha y demandas ha abierto paso a este proceso constitucional. Y lo que nosotros decimos es que debe seguir siendo protagonista el pueblo de Chile”, especificó el dirigente.

Asimismo, en el texto del PC insisten en que “una condición democrática es la participación de los pueblos originarios en el proceso constituyente, mediante escaños reservados”.

/psg