Fuertes cuestionamientos surgieron por parte de la oposición al Presidente Sebastián Piñera por la humorada que realizó durante esta mañana en medio de una entrevista con el matinal Muy Buenos Días de TVN, donde aseguró que si se hicieran pruebas psicológicas en el Congreso “me podría quedar casi sin Parlamento”.

Palabras que no cayeron bien en los diputados opositores, quienes salieron a criticar los dichos del Mandatario, calificando sus palabras de “desafortunadas” y de “ninguneo”.

“Me parece preocupante que el Presidente Piñera festine con un tema que aproblema a millones de personas en nuestro país”, sostuvo el diputado Pablo Vidal (RD).

Agregó que “tener problemas psicológicos no es un chiste y si hubiera parlamentarios que los tuvieran lo que requerirían es apoyo y asistencia para poder salir de esa situación, y no que el Presidente de la República de burle de ellos. Basta de estas piñericosas, estas frases que parecen chistosas y no lo son”.

Su par, Alejandra Sepúlveda (PRSV), aseguró que “es una falta de respeto del Presidente de la República plantear (el tema) de esa forma, y casi como una humorada. Creo que aquí lo que tenemos que hacer es respetar y fortalecer la institucionalidad”.

“Espero que el Presidente de la República esté a la altura de lo que significa esta investidura para el país, no puede ser que él esté ninguneando de esta manera a otro poder del Estado. Y si quiere test psicológico y test de drogas, bueno, hagámoslo en toda la administración pública, desde el Presidente de la República hacia abajo, pero hagámoslo seriamente. No puede ser que un Presidente de la República esté ninguneando de esta manera al Parlamento”, añadió la legisladora.

El diputado Juan Luis Castro (PS), en tanto, declaró que “lo peor es escupir al cielo, porque cuando se trata de preguntar por la salud mental de otros, yo pregunto también ¿y cómo andamos por casa?. Nadie está exento de tener problemas en esa esfera y otra cosa es que eso le impida o no ejercer la función pública”.

El parlamentario, sostuvo, además, que “lo quiero tomar como una broma más que como una descalificación, porque sería raro que esté terminando una ronda de diálogo con los partidos políticos de la oposición y, a la vez, esté denostando, descalificando a los mismos partidos que tienen diputados y senadores que representan esa oposición a partir de trastornos de salud mental. Son muy desafortunadas esas bromas”.

/psg