El Instituto de Salud Pública ha autorizado esta tarde el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por los laboratorios Pfizer y BioNTech en Chile.

En una discusión que involucró a 22 médicos de distintas especialidades y químicos farmacéuticos y que comenzó hoy a las 8.30 horas.

“Esta comisión de expertos se pronuncia favorablemente a la solicitud de autorización de uso excepcional por urgencia sanitaria solicitada para la vacuna BNT 162b2 presentada por Laboratorio Pfizer”, sostuvo en la reunión Caroline Weinstein, miembro del grupo de expertos externos, tras su presentación al analizar los estudios y alcances que se han hecho con respecto a la vacuna de Pfizer.

Tras la presentación y análisis de distintos expertos de la comisión, se votó de manera unánime la aprobación de la vacuna, la cual según acordaron, podrá ser usada en la población chilena a partir de los 16 años.

A diferencia de Estados Unidos, en Chile no se llama a esto como “aprobación de emergencia” sino “solicitud para autorización provisional”. Esto se trata de un mecanismo que está determinado en el artículo 99 del Código Sanitario y que se usa para cubrir una necesidad urgente de naturaleza colectiva, derivada de una situación de desabastecimiento o inaccesibilidad a un recurso farmacológico específico: la necesidad urgente de proteger a la población chilena frente al Covid-19.

Tras la autorización, se procede a la resolución, lo que puede demorar un par de días. Con esa resolución, el laboratorio puede hacer recién la importación de las vacunas presentando el documento ante Aduanas.

Con este hito, se podrá comenzar a vacunar en nuestro país contra el Covid-19, uniéndonos así a la lista de países que ya la han aprobado:

El pasado viernes, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó la autorización de emergencia para el uso de la vacuna en ese país, convirtiéndose así en el quinto país del mundo en aprobar su uso, después del Reino Unido, Baréin, Canadá y Arabia Saudita.

Esta semana Singapur, Costa Rica y Panamá autorizaron también el uso de esta vacuna en su población.

Llegada de suministros al país y primeros vacunados

Con la aprobación se espera que la primera partida de dosis llegue a Chile en una semana más, es decir, alrededor del próximo miércoles 23. Si estas fechas se cumplen, el inicio de la vacunación comenzaría en los días jueves 24 y viernes 25 de diciembre.

Según estimaciones, la cantidad que llegarían sería inferior a las 30 mil vacunas, es decir, alcanzaría para unas 15 mil personas, entendiendo que son dos dosis las necesarias de inoculación.

Sobre quiénes serán los primeros vacunados, debido a los fuertes rebrotes de coronavirus que actualmente hay en el sur del país, se ha planteado comenzar una vacunación contra el coronavirus en este territorio a la par con la zona Metropolitana.

El cómo se debe almacenar y distribuir esas dosis – que deben mantenerse a una temperatura de -70°C –
requiere una logística más compleja que las vacunas tradicionales. En Chile desde agosto comenzaron los preparativos para afrontar tres desafíos que se presentan: el volumen de vacunas a transportar, la temperatura que requieren y el nivel del servicio requerido.

Cómo funciona una vacuna ARNm

La farmacéutica Pfizer y BioNTech desde el 2018 venían trabajando en un vacuna contra el virus de la influenza, misma base que han utilizado en el desarrollo de esta vacuna.

Cuando el virus SARS-CoV-2 ingresa al organismo de una persona, utiliza su material genético (ARN m) para ingresar a la célula humana, replicarse en ella y producir la proteína S (Spike) que es con la que se adhiere a las células para seguir infectando. En este caso, lo que hicieron los científicos es “engañar” al organismo, y para eso, crearon un ARNm sintético, similar al del coronavirus, pero que ahora producirá una proteína que en lugar de contagiar, estimulará al sistema inmune para producir anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

Según han indicado los expertos, estas vacunas son seguras ya que no utilizan el virus completo, por lo que no hay riesgo de desarrollar la enfermedad.

/psg