Todo lo que sube tiene que bajar. Luego que ayer se ubicaran en máximos de ocho meses, los principales mercados bursátiles de Asia y Europa caen debido al renovado temor por las negociaciones China-EEUU y también por los débiles datos de Alemania, que preocupan espacialmente a Europa.

En la madrugada, el índice MSCI de acciones asiáticas bajó un 0,4%, luego de cinco sesiones consecutivas al alza que lo habían llevado a su mayor nivel desde fines de agosto, informó Reuters.

Aún así, el Nikkei se las arregló para cerrar con un mínimo avance de 0,05%, suerte que no corrió el Hang Seng de Hong Kong que bajó 0,17%. La Bolsa de Shanghái sacó la cara y subió 0,94%.

En Europa, el FTSE de Londres, que sigue como nadie los acontecimientos en torno al Brexit, baja 0,47%, pérdidas que llegan a 0,26% en el Cac 40 de París.

El Dax de Fráncfort, la plaza más importante de Europa, sube 0,15%.  Ello pese a que las órdenes industriales de Alemania bajaron a su ritmo más abrupto en dos años en febrero, en buena parte por una disminución de la demanda externa.

El dato acentuó las señales de que la mayor economía de Europa tuvo un complicado inicio del año y llevó al euro a cotizar de nuevo en US$ 1,12.

En ese contexto, Reuters dice que los rendimientos de los bonos soberanos germanos volvieron a situarse por debajo de cero, lo que a su vez puso fin a una racha de cuatro días seguidos de ganancias en la bolsa.

Guerra comercial

Con todo, las miradas estarán puestas en las negociaciones entre China y EEUU para poner fin a la guerra comercial que atormenta al mundo. Y la cautela respecto a la negociación comercial se explica porque no sería la primera vez que el pacto entre Beijing  y Washington parece cerca y luego se demora.

Y es que, a pesar de que el acuerdo estaría cerrado en un 90% tal y como indicó ayer el Financial Times, el vicepresidente ejecutivo de Asuntos Internacionales de la Cámara de Comercio de EE UU, Myron Brilliant, advirtió de que el 10% restante “es la parte más difícil”.

En ese contexto, el presidente Donald Trump se reunirá con el viceprimer ministro chino, Liu He, que se encuentra de visita en Estados Unidos.

Con todo esto como telón de fondo, los futuros de Wall Street apuntan a una apertura sin rumbo fijo, pero con leves caídas del 0,10% para Dow Jones, S&P y Nasdaq.

Ayer, al cierre de las operaciones, el Índice de Precios Selectivo de Acciones (IPSA) cerró con una ganancia de 0,29%, empujada principalmente por Cencosud.

/psg