En el video, una mujer con el pelo largo y visiblemente encorvada esta sentada en el medio del comedor familiar y se pone de pie. Parece comportarse en forma extraña y por momentos señala una rincón del hogar, y se la puede ver con el cabello cubriendo su rostro.

En un momento dado, la mujer estira el cuello y se queda mirando a la cámara de seguridad de la propiedad con una mirada perdida y sus ojos llamativamente extraños.

A continuación, se da vuelta y regresa caminando hacia el comedor. Luego, el vídeo se corta abruptamente y los dueños de la casa agradecen que en esos momentos no estaban y tampoco sus hijos.

Por último, desde que el video salió a la luz y fue publicado en redes sociales se viralizo rapidamente superando el millón de visitas.

/psg