En el CDA buscan con pinzas los reemplazos que comenzarán a operar luego de la Junta de Accionistas del 22 de abril, uno de ellos es precisamente el que suceda a Sabino Aguad. Entre los candidatos aparecen dos ex jugadores de Universidad de Chile: David Pizarro y Rodrigo Goldberg.

El propio Polaco confesó que no está preparado para el cargo, en el caso del Fantasista, tiene como proyecto el viajar a Italia y hacer el curso para entrenador, pero en las últimas horas esto cambió y Pizarro ve con buenos ojos retornar a Universidad de Chile aunque ahora no será en el cancha, si detrás de un escritorio y ejerciendo una función donde sus antecesores no lo han pasado bien.