Un documento emanado por el Ministerio Público confirma que el senador socialista Juan Pablo Letelier hizo gestiones ante el fiscal nacional Jorge Abbott, a favor de los ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua investigados por presuntos hechos de corrupción.

“El senador Letelier manifestó su preocupación por la situación que afecta a la región de O’Higgins, por las públicas diferencias que han mantenido algunos ministros de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Rancagua con el fiscal regional de la misma región (Emiliano Arias)”.

Se trata de la reunión que sostuvo el parlamentario socialista con el fiscal nacional Jorge Abbott el 19 de noviembre del año pasado, mismo día en que la máxima autoridad del Ministerio Público le quitó a los fiscales de O’Higgins la causa por irregularidades en los nombramientos de cargos en el Poder Judicial de la jurisdicción.

El documento está firmado por la directora ejecutiva nacional del Ministerio Público, Francisca Werth, y es una respuesta del 18 de diciembre pasado a una consulta por transparencia realizada por la fundación Ciper Chile.

“El fiscal nacional le responde (a Letelier) que comparte esa preocupación y que ha recibido algunas presentaciones que materializan las diferencias existentes, las que se encuentra analizando y que serán analizadas y resueltas según los cursos normales” se lee en el texto.

El 26 de marzo pasado, el fiscal nacional contestó lo siguiente a la pregunta sobre si la reunión con el senador Letelier influyó en la apertura de un sumario al fiscal Sergio Moya. “Creo que hay una lectura de mala fe de esa reunión”, señaló.

Ayer, tras un pleno extraordinario, la Corte Suprema extendió la investigación administrativa que instruye la ministra Rosa María Maggi, a otros funcionarios del Poder Judicial de O´Higgins, además de los ministros Emilio Elgueta, Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz que enfrentan cargos por tráfico de influencias.

Asimismo, al igual que Elgueta, fueron suspendidos de sus cargos los magistrados Vásquez y Albornoz.

El vocero de la Corte Suprema, el ministro Lamberto Cisternas, consideró grave e insólita la situación, pero hizo un llamado a la población de la zona a confiar en las medidas que se están adoptando.

Ante esta situación, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, calificó de grave que la población de la región de O´Higgins se vea afectada por eventuales resoluciones judiciales parciales.

En el ámbito penal, Elgueta es investigado por el fiscal de Rancagua, Sergio Moya, como presunto autor de enriquecimiento ilícito y prevaricación, delitos por los cuales será formalizado el próximo 26 de abril.

El fiscal regional Sur, Raúl Guzmán, instruyó otra investigación por irregularidades en el nombramiento de 20 funcionarios judiciales en la región de O´Higgins.

El persecutor confirmó que está trabajando con celeridad y que pidió a la Corte Suprema copia del sumario que se instruye contra los tres jueces.

Según las fuentes consultadas, Guzmán le tomó declaración como presuntos imputados de negociación incompatible a dos ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Ricardo Pairicán y a Marcelo Vásquez, quien promovió a su hija en una suplencia en los tribunales de esa ciudad.

También fue citado el ministro Elgueta, en calidad de imputado del mismo delito, pero se excusó a través de su abogada de asistir a la diligencia, la que se reprogramará para la próxima semana.

Frente a todo esto, el senador Letelier negó haber defendido a los ministros cuestionados. “No es cierto que haya hecho gestiones ante fiscal nacional para ‘defender’ a jueces de Rancagua (…) Es de total mala fe insistir en vincularme a este tema”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

/psg