Chile obtuvo anoche en Lima un triunfo importantísimo que lo deja como líder del sudamericano sub17 y con grandes posibilidades de clasificar al Mundial de la categoría.

La rojita se impuso por 3-2 en un partido que tuvo todas las variables emocionales que uno se puede imaginar. Desde la alegría inmensa de terminar el primer tiempo con 3 goles de ventaja, el sufrimiento por los descuentos de Perú a poco de comenzado el segundo tiempo, la angustia en esos minutos finales en que cada pelota que caía sobre el área chilena presagiaba el empate y el suspiro de alivio cuando, tras 7 largos minutos de descuento, el árbitro dio por terminado el partido

PRIMER TIEMPO

A Chile le salió absolutamente todo en el primer tiempo.

Por lo mismo, el 3-0 con el que concluyó la etapa inicial superó hasta las expectativas del más optimista de los hinchas.

Incluso, hasta los errores referiles favorecieron al equipo chileno.

El primer gol, por ejemplo, nace en un penal muy dudoso cobrado tras una supuesta falta a Tapia. La impecable ejecución de Aravena significó el 1-o para Chile a los 17 minutos

Y la segunda conquista de “la rojita” se produce tras una incidencia en el área chilena, que perfectamente pudo ser el empate peruano. Salió muy mal Fierro a cortar un centro, la pelota quedó picando, un peruano la impulso hacia el arco y desde la raya surgió la pierna salvadora de Garrido para impedir que e balón llegara hasta el fondo del arco. Pero, ojo, que una toma posterior dejó toda la impresión que la bola traspasó la línea de sentencia.

Se jugaba el minuto 34 y en la contra, Chile puso el 2-0 en un arranque de Aravena por la izquierda y el centro preciso para que Tapia definiera a lo crack: sacándose primero al arquero hacia su derecha y cruzando la pelota al segundo palo para superar a los tres defensores incaicos que cubrían el arco.

Y cuando se iba el primer tiempo, llegó el tercer gol de Chile en un arranque de Rojas por la izquierda y un remate que se le coló por entre las piernas al arquero Enríquez.

OTRO PARTIDO

A todas luces, el 3-0 con el que se fueron al descanso era engañoso.

Porque Chile había tenido una contundencia casi perfecta frente al arco peruano y por el contrario, los delanteros locales no supieron aprovechar las licencias defensivas que daba Chile, incluido el arquero Fierro, que se veía muy permeable en el juego aéreo.

Y justamente, a través de dos pelotas aéreas que no encontraron resistencia por parte de la defensa Chile, Perú rápidamente estrechó el marcador.

Hay que precisar que el técnico peruano se jugó con dos cambios y uno de ellos, el ingreso de Oscar Pinto le dio excelente resultado. El zurdo de inmediato comenzó a desequilibrar por su costado y bajo su influencia, la cancha se inclinó hacia el arco de Chile.

A los 52, Celi se anticipó a todos los zagueros para cabecear en el primer palo un córner ejecutado desde la izquierda y derrotar a Fierro.

Y a los 59´tras un balón aéreo que nadie pudo despejar, Figueroa anotó el segundo descuento.

De ahí en más, comenzó un suplicio interminable para Chile.

Porque Perú se fue con todo tras el empate y la Rojita no hizo otra cosa que defenderse y aguantar los embates.

Al ver lo complicado que estaba el equipo chileno, el técnico Caputo dispuso el ingreso de Christopher Saldías sustituyendo a Luis Rojas y de Daniel Gutierrez  por Benjamín Osses, con lo que Chile por momentos recuperó el control de la pelota y tuvo algo de respiro para el ahogo al que lo sometía Perú.

Sin embargo, el asedio tomó nuevamente fuerza en los diez minutos finales cuando Perú tuvo un segundo aire y se fue con todo a buscar el empate.

Afortunadamente, en ese momento apareció el Fierro de los partidos anteriores de Chile, dejó atrás las dudas que había generado con su floja actuación del primer tiempo y con sus atajadas hizo que toda la defensa recuperara la confianza.

Hubo es cierto una pelta que pasó muy cerca de un poste y una mano dentro del área chilena que perfectamente pudo ser sancionada como penal, pero en concreto Chile resistió hasta el minuto 52´(se jugaron 7 de descuento) y terminó festejando un triunfo importantísimo que lo deja cada vez más cerca del Mundial de la categoría

 Alineaciones:

Perú: Massimo Sandi; Kluiverth Aguilar, José Rachumick, Carlos Montoya, Mathias Llontop, Rafael Caipo, Pedro de la Cruz, Yuriel Celi, Sebastian Cavero, Joao Grimaldo, Nicolás Figueroa.

Chile: Julio Fierro; David Tati, Daniel González, Patricio Flores, Cristian Riquelme, Vicente Pizarro, César Pérez, Gonzalo Tapia, Alexander Aravena, Luis Rojas, Benjamín Osses.

/Gerardo Ayala Pizarro