Así es amigos, después de varios triunfos importantes,  contra Rosario Central  de Argentina y Gremio de Brasil por la Libertadores, el 3X2 propinado a Colo-Colo en su propio estadio Monumental, de ganar la Super Copa en Viña del Mar y ayer vuelve a triunfar en la ciudad jardín al ganar a Everton por 2×1 por el Campeonato Nacional y quedando puntero dependiendo del resultado entre Unión Española y Curicó Unido, TODO ES ALEGRIA EN LA HINCHADA DE SAN CARLOS DE APOQUINDO.

La Ucé se paró en la cancha con un equipo muy diferente, comenzando por el arquero

Christopher Toselli  bajo los tres palos, Lobos, Saavedra y Carreño en el medio campo y

Riascos y Munder en la delantera Cruzada.

El primer tiempo entre cruzados y viñamarinos no tuvo muchas acciones hasta que llega el minuto 35 en que convierte Carreño después de una jugada que el mismo había iniciado.

Lamentablemente, la alegría cruzada en Viña del Mar alcanzó a durar 2  minutos porque un torpe foul en el área permite que Everton logre el empate con gol de Ceratto desde los 12 pasos, quedando el marcador 1 a 1.

La segunda fase del partido entra Católica a la cancha con una disposición muy distinta, ahora el equipo es más ofensivo lo que permite que a los dos minutos de juego, un arranque de Magnasco por la derecha, centra al área chica, rebota en la cabeza de un jugador evertonaniano y deja el balón servido para la cabeza de Riascos, quien convierte el gol de la victoria para la  oncena cruzada.

Esta semana que viene, Católica necesita todo el apoyo de sus hinchas, para el partido contra Libertad de Paraguay  por la Copa Libertadores de América.

 

 

Fernando Ocaranza Yñesta

Hincha Cruzado