¿Qué es el insomnio?

La psicóloga y directora del centro de psicología e hipnosis Impulsarte, Andrea Herrera, denomina el insomnio como “un tipo de trastorno del sueño, el cual es el más frecuente y consiste en la incapacidad de poder dormir de manera reparadora y continua”.

El neurólogo de la clínica Somno, Pablo Guzmán, añade a la definición de insomnio que “es una queja de dormir mal asociado a un gran cansancio. A pesar de estar cansado, no se puede conciliar el sueño”. 

Existen dos tipos de insomnio. Por una parte, está el insomnio de conciliación, el cual se basa en la dificultad de quedarse dormido. El segundo tipo de insomnio es de mantenimiento, donde Andrea Herrera agrega que “la persona logra quedarse dormida, pero tiene despertares nocturnos o despierta demasiado temprano no logrando descansar de manera profunda para estar bien al siguiente día”.

Señales que alertan padecimiento de insomnio

Las señales más notorias de padecer insomnio se basan en la dificultad para conciliar el sueño, despertarse a la mitad de la noche y tener complicaciones en volver a quedarse dormido, despertar cansado.

Además, otras señales son los dolores de cabeza, irritabilidad, baja productividad. “Dormir menos de 6 horas, falta de concentración matutina, reflejos motores más lentos que lo normal e indicios tempranos de falta de memoria”, según Andrea Herrera, son también señales del trastorno de sueño.

Resultado de imagen para usar tablet en las noches
Evitar pantallas y el deporte antes de dormir para no activar la mente ni el cuerpo y poder tener un sueño reparador

Consecuencias para la salud del insomnio

Un adulto promedio debe dormir entre 7 y 9 horas diarias para un buen funcionamiento de su organismo, sin embargo,  también hay otros casos en que la persona puede dormir 5 horas y sentirse descansada y con la energía suficiente para realizar su rutina cada día.

Cuando se padece insomnio, tanto el de conciliación o el de mantenimiento, el sueño parece no ser reparador, por lo que no solo se presentarán las señales de este trastorno, sino que también la salud en particular puede sufrir las consecuencias.

Pablo Guzmán recalca que la falta de horas de sueño aumenta la tendencia a enfermarse e incrementa las posibilidades de eventos cardiovasculares. 

“También se pueden desarrollar trastornos del ánimo y aumentar las posibilidades de accidentes”, agrega el neurólogo.

Técnicas para conciliar el sueño y evitar sus interrupciones

Andrea Herrera entrega una serie de técnicas que le pueden servir a quienes padecen de insomnio, tanto crónico (insomnio con causas más profundas y puede durar años) como agudo (insomnio que se da por alguna situación estresante  particular. El trastorno desaparece una vez que aquella situación termine).

-Intentar acostarse siempre a la misma hora.

-Evitar el uso de celulares, televisión, tablets antes de dormir por su efecto estimulante.

-Que la última comida del día sea al menos una hora antes de acostarse.

-Hacer deporte por la mañana para evitar activar el cuerpo antes de dormir.

/psg