El protagonista del filme Gladiador parece sufrir con la dieta y los ejercicios, pues se lo ha visto con varios kilos de más jugando con su hijo. Russell Crowe no ha evitado que varios fotógrafos le sacaran instantáneas pateando un balón y haciendo flexiones para mostrar músculos en el campo de fútbol Rabbitohs de Sídney, Australia.

El filme ‘Gladiador’, de 2000, le dio a Russell Crowe un puesto relevante en el mundo cinematográfico

El filme ‘Gladiador’, de 2000, le dio a Russell Crowe un puesto relevante en el mundo cinematográfico

A Russell Crowe lo recordamos por su inolvidable papel como Maximus en la galardonada película Gladiador, que en el año 2000 puso a su protagónico entre los más sexies del mundo del espectáculo por su corpulento físico y la belleza de sus ojos azules. Algunos señalan que con su cuerpo actual le sería imposible una segunda realización del aclamado filme que lo puso en la mira de Hollwyood.

El actor ganador de un Oscar y su hijo Tennyson disfrutaron de un día deportivo junto a la familia, y fueron vistos realizando una serie de tiros de balones mientras trataban de impresionar. Aunque intentaba mantener un perfil bajo con gafas de sol, su figura fuera de peso atrajo la atención de los paparazzi.

El neozelandés de 52 años trató de enseñar que estaba en forma a pesar de sus kilos de más, los que ganó voluntariamente para encarnar a un detective en la comedia Dos buenos tipos (The Nice Guys, 2016).

No obstante, el actor ha destacado que ya logró bajar 24 kilos en los últimos meses. En agosto del año pasado, la balanza marcaba un poco más de 120 kilos.

/gap