Desde la publicación de un año atrás, cuando se preveía una expansión económica global de 3,9% para 2019, el FMI ha recortado sus proyecciones en tres oportunidades consecutivas. En el World Economic Outlook publicado en día de hoy, el organismo decidió aplicar la tercera rebaja, con una previsión de avance del PIB global de 3,3%, en el marco de una desaceleración que –según sus propios cálculos– afecta al 70% de las economías del planeta.

Desde el Fondo tienen una explicación para tantas rebajas. “Hace un año, la actividad económica se aceleraba en casi todas las regiones del mundo. Un año después, mucho ha cambiado”, afirma la economista jefe, Gita Gopinath. En ese marco, precisa que “la escalada de las tensiones comerciales entre EEUU y China, el ajuste crediticio necesario en China, el estrés macroeconómico en Argentina y Turquía, las interrupciones en el sector automotriz en Alemania y el ajuste financiero, junto con la normalización de la política monetaria en las economías avanzadas más grandes, han contribuido significativamente” a la desaceleración que se experimenta desde el segundo semestre de 2018, año en el que la economía mundial creció 3,6%.

De esta manera, en el FMI califican la situación económica actual como “delicada”, pese a que anticipan una aceleración en la segunda parte del presente ejercicio, gracias a la política monetaria y la acción de China. Gopinath detalla que los bancos centrales de EEUU, la zona euro, Japón e Inglaterra “se han desplazado a una postura más acomodaticia”, mientras que el gigante asiático “ha incrementado su estímulo fiscal y monetario para contrarrestar el efecto negativo de los aranceles comerciales”.

Entre las mayores economías, salvo China para la cual subió sus perceptivas en un punto porcentual a 6,1%, el organismo multilateral rebajó proyecciones para todos; en EEUU de 2,5% a 2,3%, en Japón de 1,1% a 1% y en el Reino Unido de 1,5% a 1,2%. Pero sin lugar a dudas los gigantes de la zona euro fueron los más afectados, con un recorte de 5 puntos porcentuales en el caso de Francia, para la cual anticipa una expansión 1,3%, y de 3 para Alemania, que crecería apenas 0,8% este año.

CHILE PEOR QUE EL MUNDO EN 2020

Por región también destaca la disminución aplicada a América Latina y el Caribe, para la cual espera un avance de 1,4%, en relación a los 2% proyectados en enero de este año. De todas maneras, la proyección supera el crecimiento de 1% registrado en 2018, mientras que anticipan que se acelerará hasta 2,4% en 2020.

Para este año, en el vecindario el FMI recortó las perspectivas para México, desde 2,1% hasta 1,6%, y para Brasil, de 2,5% a 2,1%.

En tanto, para Chile decidió mantener intacta la previsión de crecimiento de 3,4% para este año y la desaceleración hasta 3,2% para 2020, año para el cual espera que el país crezca menos que el mundo, para el que anticipa un avance del PIB de 3,6%.

La cifra es ligeramente inferior al cálculo de Hacienda y al promedio del Banco Central de 3,5%, según el último Informe de Política Monetaria (Ipom).

Cabe destacar que en la recuperación global proyectada para el próximo año, también tendrán un lugar importante los mercados emergentes, donde el crecimiento conjunto pasará de 4,4% que se prevé para el presente ejercicio, hasta 4,8%. Esto “se basa en un repunte esperado en el crecimiento en Argentina y Turquía y en algunas mejoras en un conjunto de otras economías en desarrollo estresadas”, detalla Gopinath.

/psg