La reforma tributaria que impulsa el gobierno tuvo su día clave este lunes, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y el titular de Segpres, Gonzalo Blumel, llegaron hasta la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja -donde la iniciativa se encuentra hace ocho meses en primer trámite- para cumplir con el compromiso al que habían llegado con la oposición: entregar una última propuesta que recogiera en mayor medida las inquietudes del sector y ajustaran un eventual respaldo a la iniciativa.

El primero en tomar la palabra fue el ministro Larraín, quien enfatizó ante los diputados una presentación de 14 láminas, en donde detalló punto por punto los elementos de la nueva propuesta, la que, en resumen, incorpora nuevas medidas para compensar la reintegración del sistema, las que -según Hacienda- recaudarían 471 millones de dólares.

Pero la propuesta del gobierno, no dejó conformes a los parlamentarios opositores. Indicaron que los esfuerzos del Ejecutivo eran “insuficientes”.

Esto es decepcionante, lo quiero decir con todas sus letras”, dijo el diputado independiente Pepe Auth

José Miguel Ortíz (DC) advirtió al gobierno que las medidas de compensación que propuso en ningún caso, como ha pedido la oposición, provienen de quienes tienen mayores ingresos. “Queremos que la compensación venga del mundo empresarial”, dijo. Mientras que el diputado  del PS Manuel Monsalve aseguró que lo planteado por el Ejecutivo no significaba “una modificación sustancial” respecto de la última propuesta que había presentado Hacienda. Giorgio Jackson (RD) deslizó que varias cifras entregadas por las autoridades atentaban “contra la confianza” depositada en el gobierno.

El PS Marcelo Schilling luego advirtió: “Se ha dicho que esta reforma está en la UCI, pero no está en la UCI. Está en su escritorio, ministro (Larraín). Usted es el responsable de que esto salga o no salga”.

Los parlamentarios de Chile Vamos salieron en defensa del Ejecutivo. El diputado de la UDI Patricio Melero intentó persuadir a la oposición. “No minimicen el poder que tienen ni se lo traspasen al gobierno, porque el poder lo tienen ustedes”, sostuvo.

El diputado Guillermo Ramírez (UDI), dijo que estaba “nervioso” de que el gobierno cediera a tal punto ante la oposición que llegara a desnaturalizar su propuesta inicial. Sin embargo, el parlamentario valoró los esfuerzos de Hacienda y aseguró que si la oposición rechaza la idea de legislar tendrían que “buscarle la quinta pata al gato” para no dar luz verde a un proyecto “redondo”.

Tras escuchar a los parlamentarios, Larraín volvió a tomar la palabra y aseguró que el gobierno se “ha hecho cargo de todo lo planteado por la oposición”. A la salida de la comisión, el ministro declaro que “para mí sería completamente inexplicable que no pudiéramos legislar en un tema de tanta importancia”.

/cbm