Un nuevo suicidio se registró este martes en el Costanera Center. Según las primeras informaciones, la persona se habría lanzado desde el quinto piso del centro comercial hasta el -1, donde perdió la vida producto del impacto.

En redes sociales el hecho fue ampliamente comentado, apuntando principalmente a la poca atención que recibe la salud mental en nuestro país. Sin ir más lejos, la diputada Daniela Cicardini aseguró en Twitter que “se suicidó un niño de 15 años en una población de Calama y una persona aún no identificada se quitó la vida en el Costanera Center. Es urgente construir Políticas de Salud de prevención y de rehabilitación para la salud mental que sean accesibles”.

Pero la discusión también tomó otro ángulo por una persona en particular: Omar López, conocido en redes como Boolture, una especia de influencer con más de 30 mil seguidores en Twitter y con número similar en Instagram, quien de manera miserable decidió viralizar una imagen del procedimiento que se llevaba a cabo en el subterráneo.

Luego, junto a la fotografía, destacó la capacidad de la cámara de fotos del celular: “Suicidio en el Costanera Center. Increíbles detalles y excelente iluminación gracias a mi #HuaweiP30 #RedefineLasReglas”.

Tras la publicación de esta nota, Huawei confirmó que Omar López no tiene vínculocon la compañía, no trabaja para ninguna campaña publicitaria y que en definitiva su desafortunada publicación corrió por cuenta propia.

Las reacciones no se hicieron esperar y terminaron provocando que la cuenta fuera restringida por Twitter.

El hecho recuerda lo ocurrido en enero de 2018, cuando el YouTuber Logan Paul publicó un video con un hombre colgado en el “Bosque de los Suicidios japonés”.

Según recogió El País, Paul junto a otros amigos caminaban por el lugar cuando se percataron de la presencia de este hombre colgado desde un árbol. Todos reaccionaron de manera impensada: entre el impacto por lo que estaban viendo, con bromas y entre risas, aseguraron que era “el momento más real que jamás ha grabado”.

El registro alcanzó a estar solo 48 horas en YouTube, puesto que Logan decidió borrarlo ante la ola de críticas que surgieron a raíz del registro. A tanto llegó el asunto que incluso el actor Aaron Paul y la actriz Sophie Turner, le dedicaron mensajes a través de Twitter.

/gap