Las cifras sectoriales de julio relacionadas con la demanda interna mostraron mejores rendimientos a los meses más duros de la crisis. Si bien las caídas siguen siendo fuertes apuntan a que poco a poco la marcha de la actividad económica va mejorando, o es menos mala.

En el séptimo mes del año, la actividad del comercio cayó 11,2%, dato que se trasforma en la menor contracción en los últimos tres meses. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las ventas de supermercados lograron subir tímidamente 0,3%, luego de la fuerte merma de 7,2% del mes pasado. Otro indicador que apunta en esa dirección es que las ventas minoristas cayeron 17,4%, también menor a las bajas de abril, mayo y junio que superaron con creces el 20% de merma.

Sergio Godoy, economista jefe de STF Capital, afirma que “este dato muestra que hasta julio el consumo privado continúa exhibiendo una gran debilidad, explicada principalmente por las medidas sanitarias necesarias para contener la pandemia y por el fuerte ajuste que ha tenido el mercado laboral”. Sin embargo, agrega que hacia adelante, “existen factores que permitirán una aceleración lenta del consumo privado, entre ellos la fuerte expansión fiscal, el retiro del 10% de los fondos de la AFP y la suavización lenta de las medidas sanitarias que van a ayudar a descomprimir el consumo reprimido”.

La industria manufacturera, en tanto, también mostró señales de que ya se tocó fondo. En julio el indicador retrocedió 7,2%, menos profundo a lo registrado en mayo y junio (-13,7% y -8,4%, respectivamente). En el detalle, el INE explicó que en gran medida la caída se debe por la baja interanual de 5,9% en la elaboración de productos alimenticios. Le siguió en incidencia negativa la fabricación de productos elaborados de metal, excepto maquinaria y equipo. Por el contrario, la principal incidencia positiva en el índice general provino de la fabricación de maquinaria y equipo, que aumentó 22,1% en doce meses y sumó 0,833 pp., a raíz de mayores ventas de maquinaria para la explotación de minas y canteras.

Para Santander la actividad manufacturera mostró un importante repunte respecto del mes previo (2,9%), con lo que la contracción interanual retrocedió hasta -7,2%, bastante mejor de lo esperado. “Como ha sido la tónica, se mantiene el débil desempeño de la producción de alimentos (-5,9%), pero algunas ramas, como la fabricación de productos de papel, farmacéuticos, equipo eléctrico y maquinaria y equipo, anotaron un apreciable rebote”, sostienen.

La minería sigue aportando positivamente a la actividad, aunque en menor medida que meses anteriores logró sortear los efectos de las cuarentenas en las zonas minerías y avanzó 1,2%. Electricidad, gas y agua se contrajo 4,7%.

Proyecciones

Con estas cifras sobre la mesa, los economistas consultados estiman una contracción promedio para julio de 11,1%, lo que si bien se mantiene con caídas de dos dígitos, es el mejor desde marzo.

En la parte más optimista se sitúa Santander, quien prevé una baja de 11%. “La resiliencia de la minería y la recuperación de la industria manufacturera algo más rápida de lo anticipado son los principales fundamentos detrás de nuestra estimación”, sostiene Gabriel Cestau, economista de banco Santander. En la parte intermedia se ubica EuroAmerica, que esperan una merma de 12,5%. Martina Ogaz, economista de esa institución, argumenta que “la minería sigue dando impulso a la economía y esperamos que continúe registrando crecimientos durante el año ante el sostenido aumento del precio del cobre. También destaca dentro de estas últimas cifras las ventas de supermercados que suben 0,3% luego de varios meses de contracción”. Y en el extremo negativo se sitúa Fynsa, con una caída de 14,1%.

Para Agosto, los expertos esperan de manera preliminar un mejor rendimiento de la economía. Esto influido principalmente por las medidas de desconfinamiento y el impulso que el retiro del 10% de los fondos de pensiones le entregó al consumo. Pese a aquello, el escenario sigue siendo de bastante incertidumbre, y por ello, las expectativas mantienen un rango amplio de entre -2% y -11%.

Exportaciones caen 17% en agosto

El Banco Central publicó este lunes las cifras de comercio exterior al 23 de agosto. Las exportaciones acumulan en el mes una baja de 17% al totalizar envíos por US$3.911 millones. Las exportaciones mineras cayeron 20% en 12 meses, mientras que las de cobre retrocedieron 5%. Las importaciones, en tanto, cayeron 28% (US$ 3.196 millones). En comparación al mes pasado, la baja fue de 9%. Las compras de bienes de consumo bajaron 32% (US$966 millones) y las de bienes de capital -14% ( US$827 millones).

/psg