Otra tarde imborrable fue la que vivió el tanque en los Estados Unidos; esta vez el chileno estuvo más preciso y se dio el gusto de derrotar al francés Jeremy Chardy, un nombre con pergaminos en el circuito tenístico profesional.

El iquiqueño ha sabido llevar una gran temporada en lo personal, con mejoras en su juego y la confianza que ha venido reafirmando partido a partido. Garín se refirió al momento actual que vive y cómo lo evalúa: “El año pasado terminé con un buen ránking pero solo jugando challengers. Este año mi temor era cómo me iba a ir sintiendo. La verdad es que ahora siento estoy en un buen nivel y que entrenando y compitiendo estoy en un nivel súper alto”.

Además señaló la dificultad que implica enfrentar a un rival como Chardy (42º) y las condiciones climatológicas que siempre de alguna forma inciden en el desarrollo del match: El comienzo estuvo muy difícil, las condiciones (climáticas) no fueron como las del lunes, en donde estuvo un poco más húmedo y con menos calor. Hoy estuvo bastante rápido. Pero la verdad es que me fui acostumbrando de a poco en el partido”.

El chileno no ocultó su emoción tras el triunfo y pudo darse cuenta, que el como nadie sabe lo que es pelear día a día por conseguir resultados. El deporte blanco es muy ingrato, porque un día estas en tu mejor momento y a la siguiente semana entras en un bache y todo se derrumba. Por eso la capacidad de levantarse y luchar, hacen que las actuaciones como esta de Christian Garín queden en el recuerdo y sirva de inspiración para muchos jóvenes que se inician en el tenis.

Por: F.A.O