La justicia estadounidense informó este jueves que ha presentado cargos contra Julian Assange, cofundador de WikiLeaks, por su rol en la filtración de miles de documentos clasificados del gobierno norteamericano.

El Departamento de Justicia confirmó así que el arresto de Assange este jueves en Londres, luego de casi siete años de refugio en la embajada ecuatoriana, no solo se debe a la violación del arresto domiciliario, sino al pedido estadounidense en el marco del Tratado de Extradición bilateral.

El comunicado explicó que Assange, de 47 años, está acusado de “conspiración para cometer una intrusión a una computadora por acordar hackear una contraseña a una computadora clasificada del gobierno de EEUU”. Según aclararon, la pena máxima por este cargo es de cinco años en prisión.

La acusación sostiene que en marzo de 2010, el activista australiano coordinó con Chelsea Manning, ex analista de inteligencia del Ejército conocida como la “topo” de WikiLeaks, para acceder al sistema del Departamento de Defensa para sustraer documentos clasificados.

Chelsea Manning (AP)
Chelsea Manning

Según explicaron las autoridades, hackear la contraseña permitía a Manning acceder a los archivos y hacer más difícil que los investigadores determinen quién había sustraído el material.

“Las discusiones reflejan a Assange alentando activamente a Manning a que provea más información. Durante un intercambio, Manning le dijo a Assange que ‘luego de este envío, eso es todo lo que tengo’. A lo que Assange respondió, ‘en mi experiencia, los ojos curiosos nunca se secan'”.

Chelsea Manning fue condenada a 35 años por la filtración de documentos, pero cumplió solo siete gracias a una conmutación de pena concedida por el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama. Desde entonces prácticamente se convirtió en un símbolo de la lucha contra los secretos de los gobiernos.

En marzo, Manning volvió a ser detenida por negarse a colaborar con la justicia de EEUU en una investigación sobre Assange, pese a que los tribunales le ofrecieron inmunidad. En un comunicado, Manning aseguró que tiene objeciones “éticas” contra el sistema del gran jurado y que ya había contestado a todas las preguntas sobre su participación con WikiLeaks años atrás. “No participaré en un proceso secreto al que moralmente me opongo, particularmente uno que ha sido históricamente usado para atrapar y perseguir activistas por un discurso político protegido”, destacó.

/psg