Los Legionarios de Cristo confirmaron que la Congregación para la Doctrina de la Fe decidió suspender por 10 años de su ejercicio sacerdotal al irlandés John O’Reilly, quien fue encontrado culpable por abuso sexual contra una menor de edad en Chile.

La congregación agregó que la sanción del Vaticano incluye además la obligación perpetua de fijar residencia fuera de América Latina y la prohibición perpetua de contacto voluntario con menores de edad.

“Como Congregación, estos hechos nos provocan profundo dolor y volvemos a pedir perdón por el sufrimiento causado. Conscientes del compromiso que tenemos como Iglesia, y por nuestra historia institucional, estamos firmemente comprometidos con el cuidado y la protección de cada uno de los niños y jóvenes que participan en nuestras actividades“, afirmó el grupo religioso en un comunicado.

Además de esto, las autoridades vaticanas sugirieron que el ex capellán y asesor espiritual del Colegio Cumbres reciba “acompañamiento psicológico y espiritual”.

La sanción en contra del sacerdote será analizada por sus abogados, ya que establece la existencia del derecho a apelación.

/psg