“Originalmente soy de un pequeño pueblo de Polonia”, dice Klaudia Badura, con un acento polaco lindo y alegre. Nació el 15 de marzo de 1990. “Me mudé a Inglaterra para convertirme en modelo. Me encanta, sobre todo Londres. Amo a la gente, los lugares… ¡lo único que realmente no me gusta es el clima!”, asegura. Klaudia estaba modelando para un calendario en la capital británica cuando le ofrecieron la oportunidad de posar para Playboy. “Playboy es el más grande y el mejor de todos”, afirma. “Estoy tan emocionada de ser una modelo de Playboy. Me siento muy especial por haber sido elegida”. Cuando no está delante de la cámara, a Klaudia le encanta dibujar y pintar. “Mi salida nocturna ideal sería en un nuevo club con buena música y buenos amigos”, cuenta. Cuando se trata de hombres, ella no se la hace fácil a cualquiera. “Un chico tiene que hacer mucho para impresionarme”, admite. “Me gustan los chicos con cabello oscuro, ojos oscuros y un buen sentido del estilo, y él tiene que ser genuino, amigable y divertido. Una buena comida en un buen restaurante es un buen lugar para comenzar, con velas, por supuesto”. ¡Disfrute!

/psg