“Cuando estreché la mano franca del Santo Padre le pedí que nuestra iglesia actúe con prontitud para resolver con justicia lo que nos duele a todos…lo hice como cristiano, como persona pero principalmente como representante del Parlamento de Chile @CamaraDiputados”.

Ese fue el mensaje que desde su cuenta de Twitter compartió anoche el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), junto a una fotografía en la que se ve al parlamentario en un encuentro con el Papa Jorge Mario Bergoglio.

La imagen no pasó desapercibida hoy en el Congreso, dado que la información que manejaban todos era que el parlamentario se encontraba en Doha, Qatar, liderando la delegación chilena que viajó el pasado 3 de abril para participar de la 140° asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP), la que se extendió hasta ayer.

Sin embargo, según explicó el secretario general de la corporación, Miguel Landeros, el presidente de la mesa aprovechó de hacer una visita “personal” y “privada” al Vaticano, sin informar debidamente a los comités de la Cámara.

“Yo recibí una comunicación el día de ayer, de que él iba a pasar a Roma”, dijo Landeros, quien agregó que “desafortunadamente” el presidente de la corporación no siguió los canales institucionales para avisar de su asistencia a la capital italiana.
“Parece que hubo un problema en los asesores de la Presidencia que no enviaron la comunicación”, dijo, aunque descartó que se trate de una “irregularidad”.

“No, yo creo que fue un olvido del jefe de gabinete”, señaló.

El diputado independiente, René Saffirio, cuestionó a Flores y lo emplazó a “meditar” su continuidad en el cargo. “Cuando un parlamentario viaja en virtud de un acuerdo de la Cámara de Diputados para asistir a una sesión que se realiza entre los días 5 y 10 de abril. Y si ese diputado que, además es presidente de la Cámara, es visto en el Vaticano paseando el día 10 de abril durante la sesión a la que fue convocado, la verdad es que ya no se trata de un viaje privado, se trata de un viaje en el contexto de la misión que le fue encargada y eso tiene costos para la corporación, tiene costos económicos y políticos”, sostuvo.

Y agregó: “Yo no estoy disponible para guardar silencio respecto de situaciones que gradualmente siguen dañando la credibilidad y la honra de los parlamentarios (…). No puede ser que estemos en el último lugar de credibilidad solo porque algunos se dan ciertos lujos con cargo al gasto de la Cámara, pero además dejan de cumplir sus funciones institucionales, creo que eso debiera llevar al presidente de la Cámara a meditar seriamente acerca de su continuidad en el cargo”.

La presidenta en ejercicio de la corporación, Loreto Carvajal (PPD), afirmó que será Flores quien dé las explicaciones del caso. “Como lo ha mencionado el secretario general, él (Flores) está en un viaje, en el primer momento hacia la UIP, donde asiste como integrante y, además, hemos sabido de este viaje al Vaticano, donde, al parecer y es la información que tenemos, no hay un permiso oficial para ello. Entiendo que debe ser de carácter particular este viaje que él ha realizado y esperemos que una vez que venga a Chile pueda generar las explicaciones o la información que sea requerida”.

/psg