El cambio de escenario y la incertidumbre por la resolución del debate en particular

La aprobación de la idea de legislar de la reforma tributaria el miércoles, no hace más que abrir una nueva etapa para el proyecto. La discusión en particular estará marcada por la concreción de los compromisos adquiridos por el Ministerio de Hacienda mediante indicaciones al texto, sumados a eventuales nuevas negociaciones y, por lo mismo, modificaciones adicionales, partiendo desde la reestimación de su impacto fiscal.

Los expertos tributarios, tal como en la discusión de 2014, están muy atentos a lo que pueda ocurrir en el Congreso. El temor, tal como lo señaló ayer el decano de la FEN U. Chile y expresidente del Banco Central, José De Gregorio, es “que la reforma entre como un caballo y salga como un camello”, aludiendo precisamente a estos cambios en la ya conocida “cocina”.

Los nuevos compromisos de Hacienda: ¿cuáles son las interrogantes que se deben despejar?

Víctor Fenner de EY, plantea que “entre las que más generan dudas está el “aporte” (el gobierno ni siquiera lo denomina “impuesto”) del 1% de los proyectos de inversión en regiones que debería realizarse por parte de las empresas”, desde la perspectiva de cuál es la base de cálculo y el tipo de proyecto (nuevo, extensión o mejora).

Otro tema que se debe despejar, complementa Rodrigo Hernández de Mazars, es la fiscalización sobre gastos y retiros. A su juicio, “debe aclararse la frase ‘debidamente fundados’ utilizada en la propuesta de norma de fiscalización para retiros desproporcionados en relación a la participación en la sociedad”. Los expertos también piden aclarar el gravamen de rescates y retiros de seguros con ahorro. Ximena Niño de Deloitte, dice que “a partir del anuncio, se podría concluir que si la idea es comenzar a gravar con impuesto a la renta dicho producto, es porque hoy no lo está y eso podría implicar que el SII está errado en su posición”.

Las dudas sobre la aplicación de impuestos digitales y herencia

La existencia de nuevos compromisos por aclarar, también sumaría ajustes a medidas ya presentadas. En esa línea, Ignacio Gepp de Puente Sur cree necesario conocer el nuevo diseño de los impuestos digitales que Hacienda planteó aumentar (de 10% a 19%). “¿Va a ser un impuesto especial? ¿Van a gravarlos con IVA? ¿Va a ser 10% o 19%? ¿Van a retener el impuesto los emisores de medios de pago electrónico, o van a ser los prestadores del servicio gravado quienes van a tener que acercarse a Chile a pagar? Es imprescindible aclararlo”, plantea. A ello agrega “que es necesario aclarar lo que ocurre con las donaciones desde Chile al exterior, ya que como quedó en la reforma (liberadas de impuestos) podría prestarse para abusos”. Algo similar ocurre, según Eduardo Elgueta de Astur Consultores, con los cambios al impuesto a la herencia, ya que “faltaría una norma que exima del impuesto a la herencia a los herederos de empresas familiares productivas que continúen en operación por un lapso de años determinado”.

La progresividad en el centro de la discusión y los temas que no deberían quedar fuera

El debate sobre la progresividad de la reforma fue la tónica de la discusión y probablemente seguirá siéndolo. Para Álvaro Moraga de Moraga y Cía., “el concepto progresivo tiene varias acepciones: políticamente sí, es progresivo, porque hace que las grandes empresas paguen más y tengan más exigencias que las pequeñas y medianas”, señala, así como también “que se haga cargo de la injusticia de la tributación de los adultos mayores por sus viviendas”. En esa línea, Claudio Bustos de Bustos Tax&Legal, plantea que “el gobierno está haciendo un esfuerzo notable por dotar a la reforma de los más altos estándares de progresividad”, mencionando medidas como la restricción en el uso del market maker, y la eliminación de la exención de contribuciones a los inmuebles forestales. ¿Cómo mejorar la reforma? Entre los expertos consultados se menciona la eliminación de la renta presunta y la utilización del crédito de primera categoría por parte de los pensionados.

/psg