El Presidente Sebastián Piñera escogió a la ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, Dobra Lusic Nadal, para el cupo que está vacante en la Corte Suprema, tras la salida del juez Milton Juica.

La decisión, que se conoció el jueves, fue destacada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, quien la calificó como “muy rigurosa” en sus actuaciones, respetada por sus pares y de reconocida independencia”.

“Para el Gobierno, además, el ser mujer resultaba importante para seguir avanzando en la equidad de género en instancias superiores de autoridad”, dijo a El Mercurio.

Lusic, quien fue la presidenta del tribunal de alzada capitalino hasta marzo, cuando asumió el ministro Javier Moya para el año judicial 2019, tuvo que pronunciarse sobre la publicación de La Tercera que señalaba que la Corte había acogido la demanda de los denunciantes de Fernando Karadima contra el Arzobispado.

“Lo que está claro es que no hay fallo. Se informó por el ministro presidente de la sala que no se había dictado sentencia, no existe siquiera un proyecto de fallo”, dijo aquel 22 de octubre.

Lusic ha participado en diversos fallos como ministra de Corte sobre investigaciones de alta connotación pública, como los casos de Rodrigo Anfruns Papi, Rigg’s, y otros relacionados con causas de derechos humanos, como la Operación Colombo.

Según el Artículo 78 de la Constitución, para que Lusic llegue a la Corte Suprema de Justicia antes deberá ser votada en el Senado. De esta forma, Lusic deberá contar con los votos de los dos tercios de los senadores.

En caso de no lograrlos, la Corte deberá completar la quina proponiendo un nuevo nombre.

Trayectoria

La ministra Lusic, que también es académica, es abogada de la Universidad de Valparaíso e inició su carrera judicial en abril de 1975 en el 2° Juzgado de Menores de la ciudad. Luego fue secretaria del Juzgado de Letras de Villarrica y Coquimbo, también del 2° Juzgado del Crimen de Puerto Montt.

Su carrera como juez se inició en el 1° Juzgado de Letras de Puerto Varas, en agosto de 1980, y posteriormente asumió el mismo cargo en el 3° Juzgado del Crimen de Santiago.

Ex relatora de la Corte de Apelaciones capitalina, también integró el tribunal de alzada de San Miguel. Fue dirigente de gremios de magistrados tanto en regiones, como a nivel nacional.

/psg