La extensión del estado de catástrofe anunciada por el Presidente Sebastián Piñera abrió un nuevo foco de conflicto entre La Moneda y el Congreso luego de que la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, cuestionara el toque de queda e insinuara una posible aprobación a la medida para permitir un nuevo estado de excepción, lo cual, según el constitucionalista Juan Ignacio Ipinza, pasa a ser una discusión “bizantina”.

El estado de catástrofe cumplirá un año el próximo 18 de marzo por lo que, para su nueva extensión, la medida debe ser aprobada en el Congreso. Sin embargo, durante una entrevista la senadora aseguró que extender el toque de queda -restricción de movilidad que se le permite dictar al Presidente en estado de excepción- es “innecesario” y que “eso va a ser tema de debate”.

Ipinza, abogado constitucionalista y académico de la Escuela de Derecho de la Universidad Mayor, indica a EL DÍNAMO que “me llama la atención este debate en el Congreso, porque es contravenir la norma”.

Esto porque, según explica, la misma Constitución en su artículo 40 indica que, dentro de cinco días tras la declaración del estado de excepción, el Congreso “deberá pronunciarse aceptando o rechazando la proposición, sin que pueda introducirle modificaciones”. Esto implica que no se puede prohibir al Presidente establecer un toque de queda si se acepta la extensión del estado de catástrofe.

Además, la norma agrega que si el Congreso no se pronunciara dentro del plazo, se entenderá que aprueba la proposición del Presidente.

/gap