El pasado fin de semana miles de personas se movilizaron a Noruega para presenciar uno de los espectáculos más hermosos que se pueden observar en el mundo: la aurora boreal.

Sin embargo, pese al asombroso escenario, otro aspecto fue lo que se robó la atención de la jornada: unas extrañas luces azules que aparecieron en el cielo del Círculo Polar Ártico.

Según informa The Independent, el hecho dejó con la boca abierta a diversas personas, quienes no sabían qué era lo que estaba pasando. “Vimos dos puntos naranjas elevarse hacia el cielo y desaparecer. Poco después aparecieron extrañas luces y nubes de colores en expansión, para las que no tenía una explicación. Parecía un ataque alienígena”, señaló uno de los testigos, identificado como Michael Theusner.

Sin embargo el hecho tenía una explicación más terrícola, ya que la NASA explicó qué fue lo que aconteció, descartando que se tratara de ovnis o extraterrestres.

Al respecto detallaron que el espectáculo visual se debió a dos cohetes de la agencia espacial norteamericana que pasaron por la zona, dejando luces geométricas con nubes azules, puntos turquesas y una estela de vapor naranja, ocurriendo esta situación el pasado 5 de abril.

Todo esto es parte del proyecto llamado AZURE, el cual significa Auroral Zone Upwelling Rocket Experiment, llevándose a cabo el procedimiento por dos cohetes de sondeo Brant IA negros que se lanzaron desde el Centro Espacial de Andøya en el noroeste de Noruega.

/gap