El pasado 24 de diciembre de 2020, arribaron a Chile las primeras vacunas de Pfizer/BioNTech, la alianza farmacéutica con la que el país firmó un convenio para contar con dosis que logren inmunizar a la población contra el coronavirus. La imagen de la Técnica en Enfermería de Nivel Superior (TENS), Zulema Riquelme, se convirtió en una esperanzadora muestra del proceso.

El miércoles, llegaron vía aérea otras 88.725 dosis con las que se inoculará en siete regiones del país, además de adultos mayores y personal de Eleam, según anunció el ministro de Salud, Enrique Paris. Agregó también que “vamos a tener como grupo predominante, a la brevedad, a los mayores de 80 años”.

La búsqueda de una vacuna para Chile se inició con una estrategia liderada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología sobre la base en la realización de ensayos clínicos, que permitieran obtener condiciones preferentes de suministro y precio. Para lo anterior, mediante un Decreto Supremo, en julio se constituyó un Comité Interministerial en el cual, junto a Ciencia y Tecnología, participan el Minsal y RR.EE, y considera el trabajo de un Consejo Asesor Científico.

Desde entonces, el Comité Interministerial ha estado explorando las vacunas candidatas sin necesariamente vincular su adquisición a la realización de ensayos clínicos.

La estrategia considera un trabajo que ha definido dos áreas: Una, aquellas de carácter comercial (lo que incluye cláusulas de suministro preferente, modelos de negocio para la adquisición, precio y fechas de entrega), que lleva la Cancillería a través de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei), con la participación del Minsal y Ciencias; y dos, aquellas de carácter científico, que lidera el Consejo Asesor de Vacunas e Inmunización (Cavei) del Minsal.

La coordinación de dichos ministerios, y la búsqueda del Gobierno por acceder a vacunas contra el covid-19 para la población, ha llevado a reuniones con representantes de laboratorios y empresas biofarmacéuticas desarrolladoras de vacunas de Estados Unidos, Reino Unido, China e India, con la finalidad de obtener la mejor alternativa y en condiciones preferentes.

En la medida que avanzan las fases de desarrollo de las vacunas candidatas, Chile ha sostenido negociaciones teniendo en cuenta aspectos técnicos asociados a los ensayos clínicos, el stock disponible, las fechas para su distribución, las dosis requeridas, los modelos de negociación y pagos, los requisitos regulatorios para su aprobación y los precios para su adquisición, entre otros temas.

Detalle de las negociaciones

Desde la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales, detallan que las negociaciones más avanzadas son con AstraZeneca, Pfizer y Sinovac.

En el caso de Oxford/AstraZeneca, el 19 de noviembre se firmó un acuerdo de compraventa por anticipado para el suministro de 4 millones de dosis de la vacuna AZD1222, que se producirá en Argentina y México, y sería distribuida durante el segundo trimestre de 2021.

En cuanto a Pfizer (EE.UU.), el 1 de diciembre se firmó el acuerdo de fabricación y distribución entre Pfizer y la Subsecretaría de Salud Pública por 10.100.025 dosis. El 24 de diciembre llegaron las primeras vacunas y comenzó el proceso de inoculación en el país. A la fecha se han recibido 110.175 dosis y se espera que el próximo envío llegue durante la semana del 18 de enero.

En tanto, hay otras negociaciones. Con el laboratorio Sinovac Biotech (China) comenzó en noviembre el desarrollo de ensayos clínicos en Chile (PUC – IMII). El 10 de diciembre se firmó el acuerdo de suministro por 10.098.000 dosis para el primer trimestre de 2021 y se espera recibir los primeros envíos a fines de enero. Actualmente se han estado coordinando los aspectos técnicos y logísticos para la importación y distribución de la vacuna, una vez obtenida la aprobación regulatoria.

Mientras que con Janssen (Jonhson & Jonhson) (EE.UU.) está llevando a cabo ensayos clínicos en el país (U. Chile y Centro Investigación del Maule). Subrei ha sostenido reuniones con los representantes de la empresa a fin de abordar los aspectos comerciales y legales. Existe un preacuerdo de suministro y reserva de 4 millones de dosis, cuyos detalles se están discutiendo con la compañía.

“La Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales ha sostenido reuniones con representantes de los laboratorios Sinopharm, CanSino, Serum Institute (India) y Gamaleya Institute (Rusia). Actualmente se está evaluando la propuesta rusa de oferta de suministros y a la espera del envío de las otras”, detallaron.

Mecanismo Covax

El Mecanismo de Acceso Mundial a la Vacuna contra COVID-19 (Covax), que es multilateral, es gestionado por representantes de organismos de GAVI (Alianza para las vacunas), acompañado por la OMS y sus representaciones regionales.

El 18 de septiembre, Chile confirmó su participación bajo la modalidad de acuerdo de compra opcional: el total de vacunas a adquirir son 7.646.400 dosis (2 dosis por persona); la población beneficiaria es de 3.823.200 personas (20% población Chile); implica pago por adelantado, es posible optar por no comprar dosis ofrecidas; los países tendrán flexibilidad para indicar sus preferencias; y oportunidad, porque complementa el modo de acceso individual (minimiza riesgos y costos).

Actualmente se encuentra en evaluación una primera oferta parcial de 2.563.200 dosis de la vacuna de AstraZeneca a través del mecanismo Covax, opción que se podría concretar entre los meses de febrero y abril próximo.

/psg