A partir de este lunes Christian Garín (73º) aparecerá en el puesto 47º del ranking ATP y alcanza la mejor posición de su carrera. El buen rendimiento mostrado en Houston, donde ganó su primer título en esta clase de torneos, lo que lo deja por primera vez dentro del top 50.

Su salto será nada menos que de 26 posiciones, continuando con un meteórico ascenso que comenzó el año pasado, ya que hace exactamente un año se encontraba más allá de la casilla 200.

La victoria en la final ante el noruego Casper Ruud (95º) le permite seguir consolidándose como el mejor tenista chileno del momento y, de paso, cortar una sequía de 10 años sin que un nacional grite campeón en la categoría ATP.

El último fue Fernando González, quien en 2009 se coronó en Viña del Mar. Además, Garín queda como el octavo mejor chileno en el ranking en la era Open, junto a Ricardo Acuña. Sobre él están Marcelo Ríos (1º en 1998), Fernando González (5º en 2007), Nicolás Massú (9º en 2004), Hans Gildemiester (12º en 1980), Jaime Fillol (14º en 1974), Pedro Rebolledo (36º en 1986) y Nicolás Jarry (39º en 2018).

Por último, el ariqueño también se consolida como uno de los mejores tenistas del mundo en este 2019, alcanzando el puesto 26° en la carrera hacia el Masters de Londres, superando en esta clasificación a jugadores de la talla de Kevin Anderson y Diego Schwartzman, entre otros.

El futuro es más que auspicioso para el jugador nacional, considerando que no defenderá muchos puntos hasta octubre próximo y que en el calendario se aproximan varios torneos importantes en arcilla, superficie en la que el chileno ha mostrado sus mejores rendimientos.

Fuente: 24horas