Mikel Erentxun realizó  la grabación de las canciones de su nuevo disco “El último vuelo del hombre bala” el pasado 11 de enero, en el estudio del productor Paco Loco en El Puerto de Santa María, Cádiz. Al igual que en sus últimos discos, el dúo buscaba un sonido que Mikel Erentxun definió con muchísima claridad en El hombre sin sombra.

Paco Loco, que ha grabado y producido más de 800 discos a lo largo de su trayectoria, sigue siendo el gran productor de referencia del indie pop español y la incorporación de Mikel Erentxun en 2015 a su elenco de artistas surgió de las gran admiración de ambos y la firme convicción de que el ex Duncan Dhu se encuentra en el mejor momento de su carrera.

El artista editó este año su disco número 15,”El último vuelo del hombre bala”,  en solitario justo cuando se cumple el trigésimo aniversario de otro hito importante en su carrera: la edición de Autobiografía de Duncan Dhu y que se empina uno de los discos más importantes de la historia del pop español.

Mikel Erentxun comenzó a meterse en el indie pop, (el indie pop es un derivado del pop cuyas melodías suelen ser más suaves, melódicas y menos ruidosas con respecto al pop), en 2015 con la edición de Corazones. Un disco que llegó tras la dura experiencia de haber sido operado de urgencia por una afección cardíaca en 2013 y que nos presentaba a un artista mucho mas sensibilizado, con más rigor en las letras, en la voz y narrativamente expuesto en cada letra relatando cómo había sido su experiencia con la enfermedad y su lenta vuelta a la normalidad.

En su nuevo disco, el artista mantiene su estilo, la misma fórmula: interpreta él mismo la mayoría de los instrumentos, tal como podemos verlo en las fotos publicadas en su instagram (erentxun), en el estudio tocando el bajo (reconoce que le gustaría haber sido bajista), el piano y la batería.

 

/carolina braun