Desazón total en Turín. Al menos en el norte de Italia con la Juventus parece ser que la tristeza reinará por el resto de la temporada.

Desde un principio nadie pronosticaba siendo aficionado del conjunto local, una derrota en casa frente al Ajax; el equipo que hoy se llevó todas las miradas y plantó de golpe al poderoso italiano en el segundo tiempo.

Todo comenzó bien para la Vecchia Signora, que cerca de la media hora convirtió la primera cifra del encuentro, el único hombre que uno imaginaba estaba para estos momentos apareció. Crisitiano Ronaldo con un potente cabezazo en el centro del área marcó para su equipo y todo parecía tranquilo (28′).

El partido de ida que había finalizado 1 a 1 en Holanda, dio cierta ventaja al equipo de Massimiliano Allegri, finalmente ese positivismo se fue quedando con el tiempo en tan solo una sensación, pues tan pronto llegó el empate que ni si quiera hubo tiempo para empezar a celebrar.

El gol de los visitantes corrió por parte de Donny van de Beek, quien a los 34 minutos remató libre de presión ante la salida del portero Szczesny. 1 a 1.

El segundo tiempo trajo más alegría para los dirigidos por Erik ten Hag que decretaron el gol de la sentencia para Juventus. A los 67′ Matthijs De Ligt clavó un cabezazo de precisa ejecución en el arco del arquero polaco de los juventinos.

Clasificación a semis para el histórico Ajax, que fuera cuna de Johan Cruyff e implantará un estilo único del buen juego y buscar siempre el arco rival. Cristiano Ronaldo se quedó con las ganas de celebrar.

Por: F.A.O