Los disputados Nelson Morales (UDI) y Pablo Prieto (Independiente) llamaron a que la intendenta metropolitana, Karla Rubilar, clausure el uso del Estadio Nacional para el club Universidad de Chile, luego de los hechos de violencia protagonizados por sus hinchas y las sanciones de la ANFP.

Según Morales, “son  hechos de la máxima gravedad, ya que a nuestro juicio están absolutamente sin control de nadie, incluso amenazando por redes sociales y otras formas a quienes denuncian. El supuesto apoyo mediante el lanzamiento de fuegos artificiales no hace más que generar un peligro para quienes asisten al recinto deportivo”.

La ANFP sancionó a la U con el cierre de la Galería Sur del recinto ñuñoíno por dos partidos, un castigo insuficiente para los parlamentarios. “La sanción aplicada desde la ANFP no es del todo suficiente y es casi un saludo a la bandera. Los mal llamados hinchas del fútbol simplemente se cambiarán de sector”, explicó Morales.

Por esta razón, pidieron extremar las medidas por parte de la Intendencia “para que aplique una sanción mayor como es la clausura del Estadio Nacional para que sea utilizado por Universidad de Chile, llegando a incluso a no permitir usar ningún recinto deportivo estatal en Santiago debido a la muy mala conducta de sus hinchas”, consignó el UDI.

La barra de Universidad de Chile ha protagonizado hechos como el lanzamiento de pirotecnia y desórdenes varios en sus presentaciones ante Universidad de Concepción en Collao y Unión La Calera en el Estadio Nacional. La ANFP impidió la concurrencia de sus hinchas en el último clásico ante Universidad Católica como visita.

/gap