El camino de reconstrucción de la U sigue ofreciendo facetas. Durante este miércoles se sumó una nueva, con el seguro arribo de Sergio Vargas.

La participación del exarquero podría tener un doble carácter: como funcionario y/o como miembro del directorio, opción que será dilucidada hoy o mañana. En la tarde del miércoles, el exseleccionado participó en una reunión con sus probables compañeros de mesa en una oficina del sector oriente, instancia a la que llegó junto a José Luis Navarrete, presidente de Azul Azul, y el psiquiatra y también ex arquero León Cohen.

Al igual que Rodrigo Goldberg, quien estará en la parte más alta del organigrama, Vargas deberá renunciar a sus actividades en los medios de comunicación, por lo que se convertirá sí o sí en funcionario del área formativa con la finalidad de obtener una renta.

Su eventual ingreso al directorio, además, surgió como una concesión para Daniel y Eduardo Schapira (padre e hijo), quienes se muestran reticentes a la figura de Navarrete como presidente. Así, Carlos Heller aceptó inicialmente integrar a Vargas como un gesto para quienes representan el segundo grupo con mayor accionariado. Con eso, Heller mantendría a Navarrete en la testera.

El perjudicado, en caso de tener éxito la negociación, será Cohen, quien había sido propuesto para el cargo de director que quedará vacante por la salida de Marcos Kaplún, situación que surgió debido a la baja del valor bursátil de Azul Azul. La ley exige un director independiente (en este caso, Kaplún) cuando la cotización de una empresa alcanza o supera la barrera de 1.500.000 UF, condición que hoy no se cumple. Con eso, el asiento de Kaplún puede ser ocupado por quien sea designado por Heller, el accionista mayoritario.

Así, el directorio quedará integrado por Navarrete, Goldberg, los Schapira, Jorge Burgos, Arturo Miranda, Gonzalo Rojas, Mario Conca, Andrés Weintraub, Carolina Coppo más Vargas o Cohen.

Todos estos cambios, por razones legales, sólo podrán ser informados oficialmente el lunes, aunque las negociaciones prosiguen hora a hora.

Fuente: La Tercera