Los profesores, asistentes de educación y trabajadores del Liceo Darío Salas condenaron el ataque contra una psicopedagoga del establecimiento, que fue rociada con bencina y amenazada por un grupo de seis jóvenes, seis ahora exalumnos del recinto, el día jueves y que fueron formalizados en día de ayer, quedando con firma mensual durante 60 días.

De acuerdo a la declaración pública, durante la manifestación el grupo acusado atacó “física y verbalmente” a la docente, identificada como Nayhira Alvarez, y su asistente, Vianka González; y además golpearon al encargado de Convivencia, Giordano Gamboni, y a la jefa de UTP de básica, Fabiola Salgado.

Por otro lado, insistieron que no están dispuestos a “aceptar bajo ninguna circunstancia ningún acto de violencia más” y pidieron que se tomen medidas para terminar con la “escalada de violencia” y con ello, evitar una “desgracia porque hay algunos que se sienten con el derecho de imponer la ley del terror agrediendo a quienes no coincidan con su barbárico actuar”.

/gap