Una contracción económica solo comparable con la de países en guerra. La economía de Venezuela entró en recesión desde 2014, según cifras oficiales, pero año a año ha empeorado a niveles nunca antes vistos. Tan grave que organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial ya la catalogan como la peor crisis de la historia latinoamericana.

En los últimos cinco años la economía venezolana se ha contraído al menos 50%, de acuerdo con los registros de la Asamblea Nacional (AN). Es decir, actualmente el país solo produce la mitad de lo que elaboraba en 2014.

Y a ello se suma las estimaciones para este año 2019, que no arrojan ningún tipo de mejoría. De hecho, a causa de las nuevas fallas en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) que han dejado al país con constantes apagones desde el mes de marzo, las proyecciones sobre el rendimiento de la economía se agravaron aún más.

Las perspectivas de organizaciones internacionales, firmas de análisis económico y el Parlamento arrojan que el Producto Interno Bruto (PIB) descenderá entre 15% y 30% a finales de este año.

“Venezuela vive los rigores de la más brutal contracción económica en tiempos de paz. Esto significa que el tejido productivo venezolano será a final de este año 60% menor en tamaño de lo que era hace apenas 5 años”, dijo a Efecto Cocuyo el economista Omar Zambrano, quien agregó que dichas cifras traerán más desempleo, miseria y aumentará la emigración de venezolanos.

Las cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revelan que 3.7 millones de venezolanos emigraron del país y al menos 7 millones requieren con urgencia de ayuda humanitaria.

/gap