Las declaraciones del Presidente Jair Bolsonaro dejaron entrever la difícil situación financiera que vive la potencia latinoamericana, que aparte figura como la tercera nación con más casos de coronavirus en el mundo.

/psg