La muerte de Julio César Toresani conmociona a Argentina. El ex volante de Audax Italiano fue encontrado sin vida en un hotel de Santa Fe. El ex mediocampista, con paso por el fútbol chileno entre 2000 y 2001, vivía un verdadero calvario, según informan en su país.

De acuerdo a los medios trasandinos, el “Huevo”, de 51 años, atravesaba una profunda depresión. De hecho, la semana pasada había sido hospitalizado de urgencia por un intento de suicidio con pastillas. Tras ello, al ex volante de Boca y River le realizaron un lavado de estómago y en 48 horas le dieron el alta. Pero el intento de quitarse la vida iba de la mano con una serie de problemas. Toresani vivía una situación personal compleja.

Actualmente se encontraba sin empleo, luego de estar como entrenador en Uruguay. También estaba en pleno proceso de separación de su segunda mujer. Los problemas fueron agudizando su crisis.

Al menos así lo reflejan sus estremecedores últimos mensajes. A través de sus historias de Whatsapp, Toresaini publicó fuertes escritos sólo horas antes de que fuera encontrado muerto. “Llegó el momento, demasiado la espera”, redactó en el primero de los tres posteos, hechos entre las 16.54 y las 20.35 de ayer domingo.

“Gracias amigos por estar, ustedes saben ya”, rezó el segundo; mientras que el último fue más contundente todavía: “Y nos seguimos juntando con gente que a uno le soltó la mano y que no son capaz de preguntar cómo está uno! Igual Dios pone las cosas en su lugar”.

Horas más tarde su cuerpo fue encontrado sin vida en un trágico hecho que enluta al fútbol argentino.

Fuente: Emol.com